Miércoles, 10 de Agosto de 2022

Salir antes de entrar. Ese es el primer paso que debe seguir el Real Zaragoza para acometer incorporaciones de cara a la próxima temporada. La primera salida importante es la de Sabin Merino, un futbolista que ha rendido muy por debajo del nivel esperado y Miguel Montes Torrecilla le firmaba este pasado invierno un contrato de 3 años y medio.


Publicidad


Publicidad

Publicidad


Las sinergias comienzan a funcionar en el Real Zaragoza y el club ha logrado que pueda salir cedido al Atlético San Luis mexicano, un club del que el Atlético de Madrid posee el 51% de su propiedad. Sabin Merino es actualmente uno de los jugadores con la ficha más alta, por lo que su salida supone un alivio para las arcas zaragocistas, que tienen la intención de firmar dos delanteros y la renovación de Iván Azón.

La relación entre el Atlético de Madrid y el Real Zaragoza es palpable, no sólo con la presencia de Mariano Aguilar y Emilio Cruz en el consejo, sino también por parte de los actuales accionistas. En los próximos días se esperan nuevos movimientos entre el club colchonero y el conjunto maño, que pretende la cesión de varios futbolistas propiedad del Atlético como Giuliano Simeone, Borja Garcés o Sergio Camello.

La llegada de Sabin Merino al Atlético San Luis mexicano será en forma de cesión, por lo que todavía tendrá dos años más con el Real Zaragoza a su vuelta, aunque todavía se desconoce si existirá una opción de compra. El Atlético San Luis ya ha tenido en su plantilla a Juan Manuel Sanabria, procedente del Atlético, tras su paso por el Real Zaragoza.

Sabin Merino ha sido titular en 13 ocasiones de la pasada temporada y no fue capaz de anotar ni un solo gol. Se espera que la cesión se haga oficial en las próximas horas, por lo que Merino no estará el dia 4 en el inicio de la pretemporada del conjunto de Juan Carlos Carcedo.


Publicidad


El club se centra también en la salida de los jugadores que vuelven tras cesión y con los que no se cuenta. Muchos de ellos volverán a salir cedidos, mientras que otros abandonan el equipo aragonés con la carta de libertad.