Jueves, 08 de Diciembre de 2022

La SD Huesca volvía al Alcoraz con el objetivo de ganar tras el tropiezo del pasado fin de semana frente al Alavés en Vitoria. Ziganda afrontaba el partido con bajas importantes, como la del internacional Andrei Ratiu, que se encuentra con Rumanía, o la de Dani Escriche, que era baja por lesión. Enfrente estaba un Leganés que también necesitaba ganar tras su mal inicio de campeonato.

Publicidad

El técnico navarro alineaba de inicio a Andrés Fernández, Blasco, Timor, Pulido, Florian Miguel, Tomeo, Sielva, Soko, Marc Mateu, Kevin Carlos y Juan Carlos. El entrenador navarro seguía apostando por canteranos como Tomeo o Kevin Carlos en el once titular.

El choque comenzó con el Leganés dominando la posesión y con muchas llegadas peligrosas. El Huesca concedía demasiado en defensa y Nyom estrellaba en balón en el palo en el minuto 32’. Fue la ocasión más clara de un Leganés que tenía a José Arnaiz como hombre más peligroso.


Publicidad


El equipo de Ziganda no se encontraba cómodo en ningún momento, hasta que Juan Carlos puso el 1-0 en el minuto 45. El gallego batía a Dani Jiménez tras a una buena acción de Kevin Carlos. El choque llegaba al tiempo de descanso con el 1-0 en el electrónico.

La segunda parte comenzó con la entrada de Gerard Valentín por Soko, mientras que el Leganés no efectuaba ningún cambio. El Leganés buscó rápido la portería de Andrés Fernández en los primeros minutos del segundo periodo, aunque sin acierto. En el 58’, Ziganda daba entrada a Hashimoto y Kanté por Sielva y Kevin Carlos.


Publicidad


El Leganés no paraba de intentar el tanto del empate y Dani Raba pudo hacer el 1-1 en el 64’, pero su disparo salía desviado. En el 68’, Marc Mateu abandonaba el terreno de juego por Villarasa, en un tramo del partido en el que el equipo altoaragonés controlaba la posesión. Hashimoto pudo hacer el 2-0, pero no conectó un buen disparo.

El Huesca controló bien el final del partido y pudo mantener su ventaja en el marcador, llevándose una victoria muy importante para acercarse a la zona alta de la tabla. Tras este partido, la SD Huesca jugará el domingo de la semana que viene en uno de los estadios más complicados de la Liga Smartbank, Los Cármenes de Granada.