Miércoles, 06 de Julio de 2022

Casademont Zaragoza concluía la temporada el pasado fin de semana con la permanencia en la última jornada, en un tramo final de mucha tensión para todos los seguidores del conjunto rojillo. El director deportivo, Toni Muedra, ha querido hacer balance de una campaña para olvidar, en la que el club no puede volver a repetir los mismos errores.

Publicidad

Lo primero que ha reconocido Muedra es sentirse contento y satisfecho tras salvar la situación. “Muy contentos porque salvamos una situación delicada, pero tenemos que estar compitiendo al mejor nivel posible y coger un camino para que no se repita lo de este año”.

El directivo del equipo aragonés también ha querido dar alguna pequeña pincelada de lo que puede ser la plantilla de la próxima temporada, en la que ningún jugador tiene asegurado su puesto. “Ningún jugador de la plantilla, tenga contrato o no, tiene garantizada la continuidad en Casademont”.

Otro de los temas que se ha tratado en la rueda de prensa es la continuidad de Dragan Sakota, que no está descartada. “Llegó en un momento muy delicado. Había una situación donde la gente era consciente que las cosas no marchaban todo lo bien que desearían, pero no eran conscientes de lo complicada que era. Sakota ha hecho un buen trabajo, ha mantenido una línea y ha confiado en el equipo”.

Tampoco se descarta volver a competir en Europa, a pesar del fracaso de este año con la FIBA Europe Cup. Para Muedra, es muy importante “dar dos competiciones a los aficionados”, aunque lo cierto es que se trata de una competición que, ni mucho menos, ha logrado enganchar a la ‘Marea Roja’.

Los próximos meses marcarán el camino del nuevo Casademont Zaragoza, que necesita un cambio total para no repetir una temporada con tanto sufrimiento como la actual. El club es consciente de que tiene que ofrecer algo más a sus aficionados para poder volver a tener las cifras de afluencia esperadas en el Príncipe Felipe durante la próxima campaña.