Jueves, 29 de Julio de 2021

El cambio de propiedad en el Real Zaragoza todavía está lejos de cerrarse, aunque tampoco ha variado mucho la hoja de ruta en los últimos días. La llegada de Spain Football Capital se da por segura en el seno del Real Zaragoza y eso podría suponer un soplo de aire fresco a la entidad en materia económica. Los nuevos propietarios del conjunto blanquillo intentarán ilusionar a la afición zaragocista con un proyecto que tenga como objetivo regresar a Primera División.

Publicidad

Los hermanos Álvarez del Campo y el abogado Kiko Domínguez tendrán por delante un duro trabajo, profesionalizar y modernizar varias estructuras del club. La llegada de los nuevos accionistas, entre ellos se especula con un mejicano multimillonario relacionado con la banca, llevará consigo la creación de una nueva junta directiva, que contará con personas relacionadas con el mundo del fútbol. La entidad zaragocista lograba la semana pasada adhesiones superiores al 50% de la masa pasiva de los acreedores ordinarios a la propuesta de modificación del convenio de acreedores. Esto significa que el Real Zaragoza, mientras esté en segunda división, tendrá 5 años más para pagar su deuda con los acreedores, hasta 2030, a razón de 2,47 millones anuales.

La modificación de este convenio era fundamental para poder cerrar la venta accionarial del club, que podría dotar al conjunto aragonés de una inversión económica diferencial, algo que puede suponer la posibilidad de no traspasar a sus jugadores más determinantes. De momento, la propuesta de Spain Football Capital sigue siendo la preferida por los accionistas, aunque no se haya avanzado en las últimas horas.

MERCADO BLOQUEADO

En la parcela deportiva, Juan Ignacio Martínez y Miguel Montes Torrecilla continuarán en la estructura del conjunto blanquillo. El Real Zaragoza anunciaba esta misma semana como será su pretemporada. La plantilla volverá al trabajo el próximo miércoles 7 de julio, con la primera sesión de entrenamientos en las instalaciones de la Ciudad Deportiva a las órdenes de JIM.

En cuanto a llegadas y salidas, el club sigue completamente bloqueado a la espera de que se solucione la situación societaria de la entidad. Torrecilla tiene varias operaciones avanzadas y muchos jugadores tanteados, como Paulino de la Fuente o Miguel Baeza, pero no podrá cerrar ninguna operación sin el OK de los nuevos propietarios.

Además, en cuanto a salidas, son varios los clubes que están interesados en Juanjo Narváez. El colombiano ha llamado la atención de algunos ‘primeras’, que podrían presentar una oferta de compra al Real Zaragoza en los próximos días. La cláusula es de 8 millones de euros en segunda división, que aumenta hasta los 20 si el equipo es capaz de lograr el ascenso de categoría. Además, el 20% de los derechos federativos del colombiano siguen perteneciendo al Betis.

Otra de las negociaciones que tiene abierta Torrecilla es la vuelta del central Mathieu Peybernes. El galo podría salir del Almería con la carta de libertad y vería con buenos ojos regresar al Real Zaragoza, donde ha estado los últimos seis meses.