Domingo, 26 de Septiembre de 2021

La sociedad Spain Football Capital será oficialmente máxima accionista del Real Zaragoza en las próximas horas y lo hará con muchas dudas sobre su desembarco en el conjunto aragonés. La venta es un hecho, tal y como reconocía esta pasada semana el actual vicepresidente del club y sobrino del máximo accionista, Fernando Sainz de Varanda.

Publicidad

La nueva propiedad llega en un momento clave al club, con una plantilla todavía por confeccionar, sin ninguna llegada confirmada y con muchas operaciones que necesitan el “OK” de los nuevos dueños del Real Zaragoza.

Con Spain Football Capital, Christian Lapetra y Luis Carlos Cuartero saldrán del club, por lo que en las próximas semanas está previsto que se nombren nuevos cargos directivos. La idea de la nueva propiedad, tal y como confirmamos en HOY ARAGÓN, es modernizar, profesionalizar y reestructurar varios departamentos de la entidad blanquilla.

Además, Paco Checa abandonaba el Real Zaragoza por jubilación y su cargo como secretario general lo está desempeñando en estos momentos Mariano Aured, que está previsto que siga en el club.

El conjunto aragonés comenzaba esta pasada semana la pretemporada, que está dividida en dos fases, trabajo en la Ciudad Deportiva y un stage en San Pedro del Pinatar (Murcia). Miguel Montes Torrecilla y JIM siguen trabajando con varios jugadores con los que no cuentan y a los que el club todavía no ha podido dar salida.

De momento, Aguado, Buyla y Atienza ya han salido del conjunto blanquillo y en los próximos días Larrazabal y Vuckic también tendrán que hacerlo, ya que no cuentan para el técnico. Además, Carlos Vigaray tendrá que pasar por el quirófano por una lesión a nivel del cartílago de la articulación de la rodilla derecha, por lo que será baja los primeros meses de competición.

Una vez que se firme la venta de la entidad, se espera que aparezcan nuevos nombres más allá de los hermanos Álvarez del Campo y Kiko Domínguez, representantes de Spain Football Capital. Los nuevos máximos accionistas del club tendrán que hacer un desembolso económico importante en los primeros días de andadura en el conjunto aragonés, algo que podría hacer que el límite salarial ascienda hasta los 10 millones de euros.