Lunes, 08 de Agosto de 2022

La colaboración público – privada ha sido clave a la hora de concentrar proyectos en Aragón que puedan optar a financiación europea a través de los fondos Next Generation. Ahora está por ver si la fórmula surte efecto. Si en febrero las iniciativas reunidas estaban en torno a 150, a día de hoy ya son 326 las propuestas que han sido remitidas a los distintos ministerios, que supondrían una inversión total de 19.287 millones de euros y un impacto laboral de 122.777 empleos.

Publicidad

Como han resaltado desde el Gobierno de Aragón, el balance se presenta en vísperas de la celebración de la Conferencia de Presidentes, convocada para este 30 de julio en Salamanca, donde se tratará de los próximos pasos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha adelantado que en su intervención en dicho foro defenderá que los fondos UE supongan una oportunidad para reequilibrar el país en su conjunto, a diferencia de otras etapas donde la distribución beneficia a unas comunidades más que a otras.

PARA GRANDES Y TAMBIÉN PEQUEÑAS EMPRESAS

Además, reclamará que dichos fondos tampoco acaben en manos de las grandes empresas del Ibex, en detrimento de las pequeñas. Utilizando la metáfora, se ha mostrado partidario de no derivar todo a las grandes arterias (empresas) y sí de capilarizar, haciendo que los fondos lleguen a más para que no se acabe “esquilmando” a las pequeñas empresas de los territorios, que son las que al final desarrollan los contratos por menos dinero por lo que las otras han recibido.

Por iniciativa aragonesa, desde el pasado mes de marzo se han mantenido diversas reuniones con sectores estratégicos con el fin de identificar las propuestas más viables que pueden optar a la financiación de los fondos UE Next Generation bajo el marchamo “Aragón puede”. Las propuestas canalizadas están alineadas con las directrices europeas y españolas recogidas en el Plan España Puede y con las medidas acordadas en la Estrategia Aragonesa de Recuperación Social y Económica.

Precisamente por ello, se ha firmado este martes, 27 de julio, una declaración por parte del Gobierno y los agentes sociales para seguir impulsando esta vía de colaboración público-privada y de apoyo a las propuestas que supondrán más empleo cualificado y ajustes en los planes formativos de Aragón.

La agenda económica de la Comunidad en la que se integran estos proyectos presentados a las distintas convocatorias de los ministerios, basados en las capacidades reales del tejido empresarial, supera la propia convocatoria de los fondos MRR para el periodo 2021 y el trabajo realizado podrá ser utilizado, según el presidente Lambán, para optar también a los fondos estructurales del sexenio 2021-2027.

A través de las sectoriales, se estima que 610 millones de euros llegarán a Aragón a través de los ministerios, cuantía que supera ya los fondos React EU (267 millones para dos años).

LÍNEAS ESTRATÉGICAS

Desde marzo se han celebrado cinco mesas sectoriales relacionadas con las líneas estratégicas: Agroalimentación y Economía Circular; Logística, carreteras y transporte ferroviario; Transformación digital y formación; Nuevos modelos asistencial y sanitario y, por último, mesa para la Rehabilitación de edificios.

Lambán, se ha mostrado “muy satisfecho” del trabajo coordinado por la consejera de Presidencia, Mayte Pérez, durante estos meses en el que iniciativa privada, agentes sociales, Universidad y mundo local han tratado de identificar necesidades e iniciativas capaces de contribuir a la recuperación y transformación de la economía, con especial incidencia en el empleo.

De hecho, en el proceso de análisis de cualificaciones profesionales se contemplan las necesidades que van en línea con la estrategia de impulsar más FP para ámbitos industriales: se necesitan licenciados, técnicos superiores, personal de I+D y de gestión, operarios, administrativos, comerciales, técnicos de formación, asistentes sociales.

Igualmente, profesiones vinculadas a la FP, como mecánica, instalaciones de solar, térmica, electricistas, mantenimiento, frigoristas, producción agropecuaria, soldadura, etc. Los sectores que reclaman formación son los de seguridad y medio ambiento, energía y agua, industrias alimentarias, sectores socioculturales, ciberseguridad, analistas e datos, usabilidad y bioinformáticos, entre otros.

En el proceso de análisis de cambios normativos, también apuntado por el presidente aragonés, la mayoría son propuestas en líneas con lo acordado en la Estrategia de Recuperación Social y Económica se proponen, como la agilización de la tramitación administrativa relacionada con los proyectos que apliquen a los fondos, como la digitalización y descarbonización de las actividades.

Publicidad