Sabado, 25 de Septiembre de 2021

Una empresa aragonesa, Ingennus, responsable de proyectos arquitectónicos como Torre Zaragoza, será clave para generar 25.000 empleos en Togo, tras adjudicarse el desarrollo arquitectónico y técnico de un agroparque en la localidad de Kara, ubicada en el nordeste del país africano. El proyecto, que cuenta con una extensión de 47 hectáreas, es el primer paso de una iniciativa que aspira a ocupar un total de 165.000 hectáreas en su máximo rendimiento.

Publicidad

La compañía de arquitectura aragonesa se ha unido a partners de Mali y Togo para lograr la adjudicación, presentado ya en Kara con la asistencia de más de 50 autoridades nacionales y locales.  El proyecto está financiado por el Banco Africano de Desarrollo.

La experiencia piloto es el primero de los 15 polos agrícolas con los que Togo espera contar en los próximos años.  “Una vez presentado el proyecto básico, queda pendiente el desarrollo de los proyectos de ejecución y de la documentación necesaria para lanzar la licitación de las obras, cuyo inicio está previsto para diciembre de 2021”, explica Enrique Santi, director de Desarrollo de Negocio de Ingennus.

UN IMPULSO PARA ÁFRICA

Los agroparques son espacios físicos organizados colectivamente y con una serie de servicios y funciones comunes, donde los productores realizan diferentes actividades agroalimentarias, con el fin de minimizar costes de producción y maximizar la creación de valor. Son un polo de atracción de productores, cooperativas e inversores, que dinamizan el área y mejoran enormemente la competitividad en el sector primario.

En los últimos años en África han comenzado a desarrollarse varios polos agrícolas con el objetivo de que todos los países del continente dejen de importar y comiencen a explotar sus recursos y a comercializar a otros países.

“El objetivo del agroparque es crear las condiciones necesarias para que puedan asentarse nuevas empresas mediante la dotación de importantes infraestructuras compartidas, tanto industriales como de servicio a empresas, así como equipamientos deportivos, sanitarios y viviendas” ha destacado Alberto Mendo, director del proyecto y responsable del equipo INGENNUS-CIRA-BECATEC. Además, señala que de este modo, y con una planificación que incluye soporte público y acompañamiento de inversores, el agroparque se convertirá en una miniciudad al servicio de la industria agrícola del país”.

Publicidad