Miércoles, 22 de Septiembre de 2021

El vicepresidente y consejero de Industria del Gobierno aragonés, Arturo Aliaga, ha asegurado este jueves que “no hay crisis” en el sector de la nieve en Aragón, y que las dificultades que atraviesa la estación de Candanchú sólo se deben al “fallo de una empresa”.


Publicidad



Publicidad


Aliaga ha hecho esta afirmación durante una comparecencia realizada en el primer pleno del nuevo periodo de sesiones de las Cortes de Aragón, para informar, a instancias del PP, sobre los 326 proyectos con los que concurre la Comunidad ante el Gobierno central para aspirar a los fondos europeos de recuperación y resiliencia. Durante su intervención inicial, la portavoz del PP le ha espetado al vicepresidente: “no conocemos los criterios de selección ni de reparto de los fondos, pero creemos que pueden servir para recuperar un sector duramente castigado como el de la nieve”.

A lo largo de su respuesta, Aliaga ha asegurado que el Ejecutivo regional no ha “abandonado” el sector de la nieve, una afirmación que ha respaldado a renglón seguido con referencias al proyecto de ampliación de la estación de Cerler por Castanesa, a la adquisición de una nueva silla por Aramón, y las inversiones llevadas a cabo en las estaciones turolenses de Javalambre y Valdelinares.

Ha destacado que el Gobierno aragonés se ha reunido con la propiedad privada de Candanchú para evitar que se consolide el anuncio de cierre esta temporada, pero ha recordado al tiempo que la sociedad gestora se encuentra en procedimiento concursal y que los fondos europeos no pueden destinarse a este fin.

Publicidad