Miércoles, 12 de Mayo de 2021

Es una cuestión que se suele comentar: alquilar es más caro que comprar. Y eso, en Zaragoza actualmente, se puede corroborar con datos. De hecho, la distancia se ha agrandado en 2020 debido al descenso generalizado de los precios de compraventa y la subida de los alquileres.


Publicidad


Según el informe realizado por el Grupo Tecnocasa correspondiente a 2020 en la capital aragonesa, para un piso de 66 metros cuadrados y un precio de venta de 89.000 euros, la cuota hipotecaria mensual se situaría en 319 euros. Para este dato, se ha establecido una hipoteca del 80% del precio del inmueble (es decir, sobre 71.200 euros), con un plazo a 25 años y un interés anual a tipo fijo del 2,5%.

Para ese mismo piso, el alquiler se situaría en 570 euros mensuales, es decir, 251 euros más. La renta anual ascendería a 6.840 euros, frente a una cuota hipotecaria de 3.833 euros.

Esta situación hace atractiva la posibilidad de adquirir un inmueble como inversión. Según el estudio, la rentabilidad bruta obtenida al ponerlo en alquiler, es decir, la ganancia que se obtendría anualmente por el alquiler, comparada con la inversión, sería del 7,69%.

Para recuperar la inversión realizada para adquirir una vivienda de 89.000 euros sería necesario tenerla alquilada un total de 156 meses. Por lo tanto, se podría recuperar la inversión, sin contar gastos, en unos 13 años.

Publicidad