Domingo, 19 de Septiembre de 2021

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha defendido este martes el proyecto de ampliación de la estación de esquí de Cerler por Castanesa, una actuación que divide al cuatripartito pero que a su juicio es necesaria para la supervivencia del “género humano” en el Pirineo. En el gobierno aragonés no hay unanimidad sobre este asunto: PSOE y PAR están a favor; Chunta Aragonesista y Podemos en contra.

Así lo ha afirmado, ante la publicación ayer en el Boletín Oficial de Aragón del acuerdo del Gobierno de Aragón, del pasado 5 de mayo, por el que se declara la urgente ocupación de los bienes y derechos afectados por la expropiación necesaria para la realización de las obras para la ejecución de la primera fase de Proyecto de Interés General de Aragón de ampliación de la estación de esquí de Cerler (Dominio Castanesa).

Lambán ha subrayado que la urgencia responde al objetivo de que este verano se puedan hacer las obras, al margen de que la mayor parte de los afectados han dado su visto bueno a la ocupación y su Gobierno no hace sino cumplir lo planificado y los compromisos de mejorar la competitividad en las estaciones para que en el Pirineo haya “cuanta más actividad mejor”.

“Sin nieve no es posible la supervivencia del género humano en el Pirineo” y para ser competitivos con Andalucía, Cataluña o con los países de los Alpes “hay que invertir en la nieve y ampliar superficies esquiables, y eso significa unir estaciones“, ha aseverado.

Al respecto, Xavier Pellicer, presidente de la Asociación Queremos futuro para el valle de Castanesa, con más de 150 socios, ha transmitido el apoyo al Gobierno de Aragón y Aramón para que este proyecto “sea una realidad” y este año puedan “ver la primera silla”.

“Todos los propietarios hemos tenido la oportunidad de llegar a un acuerdo con Aramón, sin necesidad de pasar por la expropiación”, ha asegurado Pellicer en una nota de prensa, en la que afirma que quienes han querido un acuerdo ya lo han firmado y que son “una minoría” quienes no lo han hecho.

Sin embargo, desde Ecologistas en Acción consideran que el “escándalo de Castanesa se agrava” con esta declaración urgente de expropiación en una “política de hechos consumados tras conocerse que los vecinos de Castanesa se negaban a ser expoliados y que, para defenderse, habían llevado el asunto a los tribunales”.

En su opinión, esta decisión, que permitirá a las máquinas de Aramón “la invasión inmediata de las tierras de los habitantes del valle, si la justicia no lo impide, es de una gravedad absoluta y supone sobrepasar los últimos límites legales”

Publicidad