Jueves, 18 de Agosto de 2022

En una época tan convulsa y con previsiones de distintos organismos que han ido variando con el paso de los meses, hay un detalle en el que todas las estimaciones han coincidido: Aragón se recuperará antes de la crisis generada por la pandemia en términos económicos. Así lo corroboraban recientemente los analistas de Ibercaja, que prevén que la Comunidad cierre 2021 con un crecimiento del PIB del 7,4%, mientras que a nivel nacional se prevé que el aumento sea del 6,5%.

 Publicidad

De cumplirse estas estimaciones, estaríamos hablando de que la recuperación de Aragón a niveles previos a la pandemia se situaría ya tras el primer semestre de 2021. No obstante, el factor principal que puede generar desviaciones es, lógicamente, la evolución de los contagios, que el proceso de vacunación se desarrolle según lo previsto y que no tengan lugar nuevos brotes que comprometan la economía.

La caída del PIB en los primeros meses de 2021 -en el primer trimestre de 2021 era un 7,2% inferior que un año antes- se ha fundamentado principalmente en las restricciones al turismo y la hostelería. Sin embargo, se está comprobando que, desde primavera, con el levantamiento de las medidas para estos sectores, la reactivación se está produciendo con datos como, por ejemplo, el creciente número de turistas en la ciudad de Zaragoza.

LAS EXPORTACIONES, LA GRAN FORTALEZA

Aragón se ha caracterizado históricamente por mantener un volumen de exportaciones muy superior al del conjunto de España. Resentidas durante la pandemia, los últimos datos publicados certifican una recuperación modélica: el crecimiento interanual de las ventas exteriores en abril fue del 140,6%, alcanzando los 1.277,8 millones de euros, récord histórico para dicho mes.

Esto contrasta con la recuperación de las exportaciones en España, mucho más tímida, del 71,8% anual. De hecho, Aragón fue la segunda comunidad con mayor crecimiento, sólo por detrás de Galicia.

Las crecientes exportaciones que está registrando Aragón están teniendo un reflejo evidente en aspectos como el aumento del volumen de carga del Aeropuerto de Zaragoza, que se está consolidando como segundo de España sólo por detrás del Adolfo Suárez Madrid Barajas.

LOGÍSTICA Y CONSTRUCCIÓN, TRACTORES DE LA ECONOMÍA

Si hay que señalar un sector como principal impulsor de la economía aragonesa es sin duda la logística. Hace unos días se conocían, por parte de la consultora CBRE, el incremento de demanda que está experimentando en 2021, un 39% superior a hace un año.

Pero, además, la contratación de superficie logística superado en el primer semestre del año, según indica el estudio, los 50.000 m2. Con estos datos en la mano, el informe prevé que Aragón podría finalizar 2021 con 150.000 m2 de superficie contratada, lo que supondría superar la cifra récord del año pasado.

En este aspecto, destacan las zonas industriales más próximas a la A2 Madrid, que acaparan el 32% de la demanda, con Plaza y Centrovía como polígonos más importantes. De hecho, se acaba de conocer que Amazon ha redoblado su apuesta por Zaragoza sumando un cuarto almacén logístico que estará ubicado en el polígono industrial de La Muela, que podría estar operativo en 2022 y podría alcanzar los 1.500 empleos.

Cambiando de tercio, si algo diferencia a la crisis del COVID de la de 2008 es el papel que está jugando la construcción, que en esta ocasión está sirviendo como sector tractor de la economía. Según el Boletín de Estadísticas de Aragón del Observatorio Industrial de la Construcción, el número de empleos en el sector creció un 7,2% en junio respecto al mismo mes de 2020.

Respecto al número de empresas del sector, mayo se cerró con 3.989 compañías operando en la construcción, un 4,6% más que hace un año, y suponen un 9,8% del total de empresas en la comunidad.

BUENOS DATOS EN EMPLEO

Los últimos datos de empleo, si bien deben tomarse con cautela debido a que las contrataciones veraniegas suponen una clara distorsión, son cuanto menos esperanzadoras. La bajada del paro en el mes de julio en Aragón es la mayor registrada porcentualmente con respecto a un mes de junio: de un -7,03%. Entre las causas, además de las contrataciones veraniegas, se están dejando notar las ayudas a la hostelería y el paulatino descenso de las restricciones por la pandemia.

La última EPA, correspondiente al segundo trimestre, también mostraba la mejora en la tasa de paro, que sitúa en Aragón en el 10,73%, mientras que la del conjunto de España es del 15,26%. Estos datos suponen que la Comunidad aragonesa está en tercera posición de las autonomías con menos desempleo.

Publicidad