Miércoles, 23 de Junio de 2021

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha destacado en la ciudad de Zaragoza todas las claves con las que cuenta Aragón para ser un actor relevante en la cadena del sector de automoción. Y con ello, en palabras de la ministra, ha animado al Gobierno aragonés de Javier Lambán para captar la fábrica de baterías eléctricas chinas que se está proyectan en España.

Así lo ha apuntado durante la inauguración telemática de la “Jornada de Movilidad en el centro de desarrollo”, organizada por el Gobierno de Aragón con la participación de representantes de todo el sector de la automoción y la movilidad, y que ha clausurado el presidente de la Comunidad, Javier Lambán.

La futura fábrica no tiene aún emplazamiento. Pero para su impulso se ha creado un consorcio público-privado que supondrá ser el “primer pilar” del proyecto estratégico para la recuperación y transformación económica que persigue además contar con las infraestructuras y la demanda y asumir la fabricación completa del vehículo eléctrico.

DEL LÍO POLÍTICO AL POTENCIAL DE ARAGÓN

El lío político abierto sobre la futura instalación de una fábrica de baterías para vehículos eléctricos de una empresa de origen asiático ha puesto en pie de guerra a varias comunidades autónomas. Entre ellas, Extremadura, Aragón y Cataluña. 


Publicidad


Las tres comunidades aspiran a que la primera fábrica de baterías para vehículos eléctricos de España recale en su territorio por la captación de la inversión millonaria, la creación de puestos de trabajo y el atractivo empresarial que generaría dicha instalación.

Pero las tres muestran sus cartas de manera diferente. En el caso de Extremadura, condiciona la extensa cantidad de litio que se extrae de suelo extremeño a que ahí se debe fijar la sede de la futura fábrica. “Si el litio se saca en Extremadura se tiene que transformar en Extremadura”, aseguran insistentemente distintos portavoces sociales de la región. Desde el sindicato UGT hasta el alcalde de Cáceres.

La posición de Cataluña juega un papel distinto por sus activos políticos, y determinantes, en la balanza legislativa y gubernamental a nivel nacional. Y también por ser una tierra con importantes recursos económicos y una industria potente. De hecho, el anuncio que levantó una polvareda de dudas y críticas a la futura instalación se realizó en la fábrica de SEAT, en Martorell, por la propia ministra de Industria, Reyes Maroto.

En cuanto a las intenciones del Gobierno de España, en palabras de la ministra, no tendrá un factor político ni de estrategia gubernamental con criterios partidistas. Sólo se tendrá en cuenta la futura instalación de la fábrica de baterías eléctricas con criterios técnicos.


Publicidad


POR QUÉ ARAGÓN ES UN TERRITORIO IDÓNEO

Tras el revuelo levantado, Aragón está siendo la más contundente en la explicación de cómo empezó el interés autonómico por la fábrica de baterías y los motivos empresariales por los que la hacen la tierra más atractiva para su instalación.

Desde hace más de cuatro años, el Gobierno de Aragón trabaja de forma constante en la atracción de inversiones, entre ellas, para la ubicación en nuestra Comunidad de una fábrica de baterías para vehículos eléctricos.

Y lo hace por su envidiable ecosistema. Su potencial logístico, sus conexiones intermodales –por aire, carreteras y, sobre todo, ferroviarias, con conexiones con los distintos puertos-, infraestructuras de primer nivel y una potente industria que tiene como epicentro la planta de Opel en Figueruelas, pionera en la fabricación del primer vehículo completamente eléctrico en España desde enero de 2020.

Pero estos datos aún se ponen más en relieve cuando se analiza que Aragón tiene en un radio de 350 km al 70% del PIB español, 27 millones de habitantes y el 82% de la producción total de automóviles en España. 

Su ubicación geoestratégica y la disponibilidad de suelo y energía para atender sus necesidades concretas junto a la valoración de los inversores destacando la agilidad y coordinación administrativa con un amplio consenso político, el ambiente de paz social que se vive y el capital humano.


Publicidad


De hecho Zaragoza ya es sede del evento central de la automoción en España. El pasado 23 de noviembre se celebró en la capital aragonesa la Mesa Nacional de la Automoción -que se desarrolló mediante videoconferencia- con la presencia de la ministra Reyes Maroto.

En dicho acto participaron consejeros y viceconsejeros de Industria, Economía o Empresa de las Comunidades Autónomas, y representantes de las asociaciones del sector de automoción (ANFAC, FACONAUTO, SERNAUTO, GANVAM, AEDIVE, ANESDOR) y de las centrales sindicales (CCOO, UGT-FICA y USO).

Por parte del Gobierno de Aragón, estuvieron presentes Javier Lambán y los consejeros de Economía Marta Gastón y de Industria Arturo Aliaga. Durante la rueda de prensa posterior, la ministra Maroto apoyó la viabilidad de los diversos proyectos aragoneses para convertir a la Comunidad en líder de la movilidad sostenible, encabezados por los diversos planes de transformación tecnológica y digital completa que asegura años de vida productiva a la planta de Figueruelas.

EL ORIGEN: LAS RELACIONES CON CHINA

Pero, ¿cómo se fraguó ese interés tan claro por la instalación de una fábrica de baterías eléctricas de origen chino en la comunidad aragonesa? ¿Es algo premeditado por el Gobierno aragonés o una rápida decisión para captar inversiones tras el tsunami económico de la crisis del COVID19?

Nada de eso: el interés de Aragón ya se inició hace más de tres años con varias visitas institucionales al país asiático por el mismo gobierno aragonés. El motivo de tal interés se sustentaba en la captación de inversiones para la comunidad de proyectos que liderarán la economía del futuro. Y la revolución que está experimentando la movilidad con base sostenible es más que evidente.

De ahí el interés por establecer contactos comerciales con el país asiático. China es la primera potencia mundial en fabricación de baterías para vehículos, dondese concentra el 60% de la producción de estos componentes.

Por esta razón, el propio Presidente de Aragón visitó Shanghái en noviembre de 2018 con una clara voluntad política de captar inversiones o proyectos para la comunidad.


Publicidad


Además de participar en la inauguración oficial de la Exposición Internacional de Importación de China y en la cena institucional previa, presidida por el presidente Xi Jinping, Lambán tuvo una reunión con el embajador de España en China, Rafael Dezcallar, en la que se analizaron las posibilidades que se abren ante el incremento de las exportaciones de la agroindustria, la tecnología y los sectores vinculados a la automoción, en la que también participaron los consejeros de Economía, Marta Gastón, y de Agricultura, Joaquín Olona, y la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez.

En ese mismo viaje, la consejera Marta Gastón visitó la compañía DLG Energy. En ella conoció sus proyectos vinculados a la movilidad eléctrica y la energía. E incluso su presidente le confirmó que ya conocía Aragón y sus posibilidades y que tenían planeado producir en Europa. En julio de 2017 Marta Gastón ya había realizado un primer viaje a China para buscar nuevas oportunidades e inversiones en nuestra Comunidad Autónoma.

En noviembre de 2019, el presidente Lambán asistió a una reunión organizada en el marco del 2º Foro de Vehículo Eléctrico, Conectado y Autónomo China-España, celebrado en Madrid. Invitado por la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, mantuvo un encuentro con representantes de la asociación china EV100, una plataforma que reúne a diferentes agentes del sector en el país asiático enfocada a la promoción y desarrollo del vehículo eléctrico, en el que también participaron los consejeros Arturo Aliaga y Marta Gastón, representantes del clúster de la automoción aragonés y de Mobility City.


Publicidad


En este foro, los empresarios chinos pudieron conocer las potencialidades de Aragón en el campo de la automoción y la innovación, con el fin de captar su atención ante posibles inversiones del gigante asiático.

En marzo de 2019, el presidente Lambán y la consejera Gastón mantuvieron una reunión con representantes nacionales de la compañía coreana LG Electronics, interesados en instalar un ‘hub’ logístico en Zaragoza, así como una planta de fabricación de baterías para el coche eléctrico. 

Publicidad