Lunes, 05 de Diciembre de 2022

A pesar de los sinsabores que han generado la pandemia y el conflicto de Ucrania, como el desmedido coste de la energía o los problemas de suministros, hay una buena noticia para la economía y ésta es que el empleo sigue creciendo, muy especialmente en Aragón, que ya se sitúa como segunda comunidad española con una menor tasa de paro, del 10,14%.

El empleo en Aragón ha aumentado en 16.900 personas en un año, según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), correspondiente al primer trimestre de 2022. Además, la Comunidad registra una tasa de paro juvenil del 19,64%, 10,54 puntos por debajo de la media nacional.

En el primer trimestre de 2022 la población activa en Aragón aumentaba en 4.700 personas en un año, que se traducía en un incremento del 0,73% anual. Así, el número de activos en invierno se situaba en un total de 649.200 personas en Aragón. Por su parte, el número de ocupados en Aragón ascendía a 583.400 personas en el primer trimestre del año, es decir 16.900 más que un año antes, lo que equivale a un aumento del 2,98% anual.

Como consecuencia de ambas variaciones, el número de parados disminuyó en 12.200 personas en un año, quedando en un total de 65.800 personas en situación de desempleo en el primer trimestre de 2022. Con ello, la tasa de paro se situaba en el 10,14% de la población activa aragonesa en el primer trimestre, tasa inferior en dos puntos porcentuales a la observada en el mismo trimestre del año anterior. A su vez, la tasa de paro aragonesa era 3,51 puntos porcentuales menor a la media nacional en el primer trimestre de 2022 (13,65%).

Por comparación con el resto de comunidades autónomas, Aragón presenta en el primer trimestre de 2022 la segunda tasa de paro más baja de entre todas las comunidades autónomas y ciudades con Estatuto de Autonomía, por detrás de País Vasco.

El número de hogares con todos sus miembros activos en paro durante el primer trimestre de 2022 se situó en Aragón en un total de 23.700, lo representaba el 6,14% del total de hogares aragoneses donde había al menos un activo, 1,52 puntos por debajo del promedio nacional. En el conjunto de España, en el primer trimestre de 2022 había 1.052.900 hogares con todos sus miembros activos en paro, situándose en el 7,66% del total de hogares con al menos una persona activa.

POR SECTORES, GÉNEROS Y PROVINCIAS

Atendiendo a los sectores productivos, en el primer trimestre de 2022 el empleo aumentaba en construcción y servicios mientras se reducía en agricultura e industria. Así, la ocupación aumentaba en invierno un 23,28% anual en construcción, con 7.800 personas más que un año antes, mientras en servicios el incremento era de un 5,05% anual, equivalente a 19.200 ocupados más que en el primer trimestre de 2021.

En sentido contrario, el empleo en industria sufría una disminución del 7,64% anual en el primer trimestre de 2022, equivalente a 9.100 empleos menos que en el mismo período de 2021. Por último, en agricultura la caída era del 3,54% anual, lo que se tradujo en 1.200 empleos menos en un año.

Atendiendo al género, el comportamiento del mercado laboral aragonés fue netamente más positivo entre las mujeres, como se detalla a continuación.

En efecto, en el primer trimestre de 2022 la población activa femenina aumentaba de forma notable, hasta alcanzar 305.500 mujeres activas, 6.800 más que un año antes, lo que supone un incremento del 2,28% anual. Sin embargo, la población activa masculina sufría una caída del 0,58% anual en el primer trimestre, equivalente a 2.000 activos menos, hasta quedar en 343.700 hombres disponibles para trabajar.

En materia de empleo, el aumento de la ocupación favorecía particularmente a las mujeres, ya que en invierno había 269.100 mujeres ocupadas, es decir 14.000 más que un año antes, equivalente a un fuerte incremento del 5,50% en tasa anual.

Por su parte la ocupación masculina aumentaba un más modesto 0,91% anual en el primer trimestre, equivalente a 2.800 ocupados más en un año, quedando en un total de 314.200 hombres ocupados en el período.
Como consecuencia de estas variaciones, el número de paradas se elevó a 36.400 mujeres en el primer trimestre del año, 7.200 menos que en el mismo trimestre del año anterior, lo que situó la tasa de paro femenina en el 11,91% de su correspondiente población activa.

En el colectivo masculino los parados eran 29.400 hombres en invierno, 4.900 menos que un año antes, lo que condujo la tasa de paro masculina al 8,55% de su población activa.

Por provincias, la tasa de paro en el primer trimestre de 2022 se situó en el 6,77% de la población activa en Huesca, en el 10,35% en Teruel y en el 10,87% en Zaragoza.

Publicidad