Domingo, 02 de Octubre de 2022

La inflación que está sufriendo España, más acusada si cabe en Aragón, supone una pérdida de poder adquisitivo muy importante para los ciudadanos. Una manera de aliviar la carga extra que supone es a través de la reducción de impuestos, y en ello han trabajado algunas comunidades.


Publicidad


Es el ejemplo de Madrid, según los datos aportados por el estudio Panorama de la Fiscalidad Autónoma y Foral 2022, publicado por el Consejo de Economistas y el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF). La Comunidad de Madrid, según el informe, es la que menor presión fiscal ejerce sobre los ciudadanos con rentas entre 30.000 y 45.000 euros anuales.

En el lado opuesto se encuentran regiones como Aragón, que según el informe se sitúa como segunda comunidad con mayor presión fiscal en rentas de 30.000 euros anuales (sólo por detrás de Cataluña) y como tercera en el caso de rentas de 45.000 euros (por detrás de Extremadura y Navarra).


Publicidad


Para entender la diferencia, un ciudadano en 2022 con una renta de 30.000 euros al año pagaría a Hacienda en Aragón 5.042 euros, mientras que en Madrid serían 4.696. Esto ha sido posible gracias a la iniciativa emprendida por la presidenta de la Comunidad madrileña, Isabel Díaz Ayuso, consistente en aplicar de forma generalizada una rebaja de medio punto en cada uno de los cinco tramos autonómicos, reduciendo el tipo mínimo al 8,5% y el marginal máximo al 20,5%.

Esta iniciativa, como se ha indicado, sitúa a la Comunidad de Madrid como la región con menor presión fiscal sobre la renta de España. Le sigue Andalucía, que ha rebajado el tipo máximo del 48,2% al 47%.

Por su parte, la estrategia de Galicia ha consistido en pasar de siete tramos a cinco, reduciendo además en una décima el mínimo, al 18,9%. Otro ejemplo es Murcia, que también ha restado una décima al tipo mínimo, al 19,1%, y dos al marginal, al 47,2%.

En definitiva, son las comunidades que han tomado medidas de este tipo las que van a favorecer este año el pago del IRPF a sus habitantes. Si volvemos al ránking, para rentas de 30.000 euros, los ciudadanos que mayor presión fiscal van a soportar este año son los de Cataluña, Aragón, Extremadura, Baleares y Asturias.


Publicidad


En el caso de rentas situadas en los 45.000 euros, la mayor presión impositiva sobre la renta va a recaer, por este orden, en los habitantes de Extremadura, Navarra, Aragón, Cataluña y Baleares.

Publicidad