Miércoles, 10 de Agosto de 2022

El impacto de la guerra de Ucrania va a tener un coste notorio en las economías mundiales y Aragón no es ajeno a ello. Datos como los de la inflación o el frenazo en la generación de empleo en julio ya avisaban de un periodo menos optimista del esperado y, ahora, el Gobierno de la Comunidad ha rebajado la previsíon de crecimiento para este 2022 del 7,0% al 4,3%.


Publicidad


Esta predicción del departamento de Economía, Planificación y Empleo va en línea con las realizadas por las principales instituciones y entidades que elaboran estadísticas de predicción regional, dos puntos y siete décimas inferior a la anterior, que había sido realizada en septiembre de 2021 con la finalidad de ser plasmada en el Informe Económico Financiero que acompañó a los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para el actual ejercicio y que tenía como marco la información disponible en ese momento sobre el escenario macroeconómico regional, nacional e internacional.

Para poder realizar la revisión de la previsión de crecimiento, en estos momentos el Gobierno de Aragón dispone ya de información sobre la evolución de la economía aragonesa hasta el primer trimestre de 2022 inclusive, así como de la mayor parte de los indicadores parciales correspondientes al segundo trimestre. En cualquier caso, la incertidumbre es máxima y el principal factor de riesgo para la evolución de la economía aragonesa y española está ligado a la evolución del conflicto bélico en Ucrania, que intensifica los riesgos globales y trae deterioro de la confianza, menoscabando las perspectivas a corto y medio plazo.

Los efectos económicos de la invasión rusa se están propagando rápidamente a través de los mercados de materias primas, el comercio internacional y los canales financieros. La economía mundial ha acusado las consecuencias de esta invasión, trayendo consigo una ralentización del ritmo de actividad productiva y un tensionamiento generalizado de la inflación, que ha provocado un endurecimiento de las condiciones monetarias y cuya evolución en los últimos meses la ha convertido en el principal reto a corto plazo.

EL EFECTO DE LOS FONDOS EUROPEOS

Sin embargo, se espera que la progresiva ejecución de los fondos procedentes del programa Next Generation EU, mediante el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, permita estimular el crecimiento económico y que el verano tenga un comportamiento positivo gracias a la recuperación del turismo extranjero. Además, la suspensión de las reglas fiscales en los años 2022 y 2023 aporta un mayor margen para el gasto público, sin perjuicio de la necesidad de no abandonar la responsabilidad fiscal.

En este marco, las previsiones para la economía mundial y española se han ido revisando a la baja en los últimos meses. Las últimas proyecciones del Gobierno de España fueron publicadas a finales del mes de julio, manteniendo la previsión de un incremento del PIB nacional del 4,3% anual en el conjunto de 2022.

En línea con el conjunto del país, la economía aragonesa mostraba durante el primer trimestre del año un notable ritmo de crecimiento, con ciertos signos de aceleración en buena parte de los componentes del PIB. De acuerdo a la estimación del IAEST, la economía regional creció un 5,2% interanual y un 0,6% trimestral.


Publicidad


Los indicadores parciales del sector industrial y sector servicios, sugieren que en el segundo trimestre del año se ha mantenido un buen tono de la actividad productiva, si bien los indicadores adelantados del consumo muestran un peor comportamiento.

Publicidad