Miércoles, 17 de Agosto de 2022

Las ayudas anunciadas en octubre de 2020 para la hostelería han sido hechas efectivas, en este tercer plan de choque que se puso en marcha en mayo, esta misma semana, justo cuando la nueva ola causada por la variante Ómicron ha supuesto nuevas restricciones en Aragón a un sector especialmente castigado.

En total, este tercer plan de choque supone una cantidad bruta de 38,8 millones de euros, que se reparten en 4.896 empresas que solicitaron las ayudas. Esto significa que, de media, los establecimientos recibirán 7.761 euros.

No obstante, las diferencias son notables entre unos y otros, y oscilan entre los 3.000 y los 200.000 euros, según ha informado el Gobierno de Aragón. Los establecimientos que reciben mayor importe económico son los restaurantes y bares, seguidos de los hoteles.

Estas ayudas del tercer plan de choque, financiadas con los fondos propios del Gobierno de Aragón, las diputaciones provinciales y los ayuntamientos adheridos, son compatibles con la bonificación de cuotas a la Seguridad Social y con las Ayudas a la Solvencia Económica, financiadas por el Gobierno de España, que la Hacienda aragonesa ya hizo llegar a las empresas y autónomos.

Las solicitudes de los hosteleros no han agotado el crédito previsto, de manera que el Gobierno de Aragón destina a este tercer plan de choque 26,7 millones. Las tres diputaciones provinciales, una cifra global de 8,6 millones y los 292 municipios adheridos 3,4 millones.

RESTRICCIONES FOCALIZADAS SOBRE UN SECTOR

Estas ayudas se han hecho efectivas tras las quejas por las nuevas restricciones establecidas. Recientemente, desde Hostelería de España se insistía en que no se pueden volver a focalizar todas las restricciones sobre un sector, que ha estado desamparado, como demuestra el hecho de que los 7.000 millones de eirps de ayudas de los fondos europeos destinados a este sector, prácticamente no hayan llegado a las empresas y se vaya a finalizar el año con la devolución de 2.500 millones de euros por parte las comunidades autónomas.

Desde la patronal hostelera se considera que no existe un marco jurídico que avale este tipo de medidas que son aprobadas por distintos gobiernos autonómicos, en un contexto de un 89,1% de la población con la pauta completa, la tercera vacunación a buen ritmo y un elevado índice de inmunidad natural.

Por su parte, desde la Asociación de Hostelería y Turismo de Huesca, tras más de 20 meses de pandemia, apuntan que han vuelto unas restricciones que “están perjudicando seriamente al sector”, si bien se muestran conscientes en todo momento de la situación sanitaria.

Señalan como especialmente afectado al sector del ocio nocturno, que sigue soportando “muchísimas dificultades”. El cierre de estos locales a las 02:00 para Nochevieja ha supuesto, señalan, pérdidas medias por local de unos 6.000 euros por venta de entradas, más otros 12.000 euros por venta de consumiciones.

Publicidad