Lunes, 03 de Octubre de 2022

Con la pandemia, los precios de compraventa de viviendas han descendido y, sin embargo, los alquileres siguen siendo altos. Por ello, se hace apetecible, como posibilidad de inversión, poner un piso en alquiler, y los últimos datos inmobiliarios así lo confirman.


Publicidad


Según el informe de TINSA correspondiente al primer trimestre de 2021, Zaragoza sigue siendo, de las cinco mayores ciudades españolas, la que ofrece una rentabilidad bruta más alta (dinero que se obtendría al poner una vivienda en alquiler en relación a su precio de venta). Concretamente, la rentabilidad se sitúa de media  en el 4,9%, por encima de Valencia (4,6%), Madrid (4,4%),  Sevilla (4,4%) y Barcelona (4,1%).

Pero esta rentabilidad bruta varía enormemente dependiendo del distrito de la ciudad del que se esté hablando. En el caso de la capital aragonesa, los mejores datos se localizan en los Barrios Rurales del Oeste, donde se alcanza una rentabilidad del 6.9%.

Le sigue el distrito de La Almozara, donde la rentabilidad bruta de poner una vivienda en alquiler se sitúa en un 5,7%. El tercer puesto lo ocupa el barrio de Delicias, con un porcentaje del 5,3%.

La zona intermedia la ocupan áreas de Zaragoza como Las Fuentes (4,9%), San José (4,8%) y el propio Centro (4,5%).

En la parte baja, es decir, donde menos rendimiento se obtiene a la hora de poner un piso en alquiler están Oliver-Valdefierro, con un 3,9%, y el Casco Histórico, también con el mismo porcentaje.

Publicidad