Miércoles, 17 de Agosto de 2022

Becton Dickinson es líder mundial en tecnología médica y, a día de hoy, vende dispositivos médicos, sistemas de instrumentación y reactivos. Es la tercera empresa más potente del mundo en su sector. La apuesta es absoluta por la ciudad de Zaragoza con la compra de un terreno de 100.000 metros cuadrados en el polígono Empresarium para invertir 165 millones de euros y crear más de 700 empleos.


Publicidad


Su ámbito de actuación es global y, en lo referente a I+D, centra sus esfuerzos en mejorar el suministro de fármacos, aumentar la calidad y velocidad de los diagnósticos de enfermedades infeccionesas y cánceres, y haciendo avanzar el descubrimiento y producción de nuevos fármacos y vacunas.

Ahora, en su nueva apuesta por Zaragoza, refuerza hasta nuevos horizontes el hub médico que supone la capital aragonesa, tanto en España como para el resto del mundo.

BD fue fundada en Franklin Lakes, Nueva Jersey, nada menos que en 1897. A día de hoy cuenta con cerca de 65.000 asociados en más de 50 países, en contacto directo con investigadores, laboratorios clínicos, la industria farmacéutica y al público en general.

Las primeras oficinas que la compañía abrió en España fueron en Madrid en 1977. Su desembarco en Aragón se produjo en 1986, cuando BD adquirió la compañía Fabersanitas Industrial, una fábrica de jeringuillas en Fraga. Hoy, la planta de Fraga junto con la de San Agustín de Guadalix (Madrid) son líderes de fabricación en todo el mundo.

Su apuesta por Fraga se redobló en 2018, cuando decidió invertir en la localidad oscense 52 millones de euros con el fin de incrementar su capacidad de producción. A día de hoy, sus instalaciones ocupan 100.647 metros cuadrados, lo que la convierten en la fábrica de mayores dimensiones de la provincia de Huesca.

CLAVE DURANTE LA PANDEMIA

La importancia que ha tenido la planta de Fraga durante la pandemia ha sido clave. Las jeringuillas que se han producido en la planta aragonesa han sido las elegidas para vecunar en países como Estados Unidos, Reino Unido o España.

La planta de Becton Dickinson en Fraga cuenta, tras las contrataciones realizadas en los últimos meses, con 700 empleados. Se trata de la única compañía de sus características que integra toda la cadena de suministro, incluyendo la entrega directa al cliente. Las inversiones realizadas en Fraga el periodo 2015-2020 suman 144 millones de euros.

Publicidad