Martes, 15 de Junio de 2021

La multinacional Becton Dickinson no vacila. Hecho público hace apenas unos días su megaproyecto en Zaragoza, donde invertirá 165 millones de euros, ya se ha hecho con un terreno de 102.000 m2 en el Polígono Empresarium.


Publicidad


Para el mismo, pagará 3,1 millones de euros, ajustándose a la oferta de licitación aprobada por el Ayuntamiento de Zaragoza. Al ser la de Becton Dickinson la única oferta presentada, la mesa de contratación elevará la propuesta al Gobierno municipal, que deberá dar el último visto bueno.

Para el consejero de Urbanismo, Víctor Serrano, la inmediatez con la que se ha desarrollado la operación demuestra la “agilidad” del equipo de Gobierno, así como su “alta capacidad” para atraer inversión a la ciudad.

El movimiento de tierras arrancará este mismo verano y el objetivo es que la nueva planta de la multinacional esté operativa en 2023. Según las primeras estimaciones, la nueva planta podría crear 750 empleos en los próximos 10 años.

Se trata de la inversión empresarial más cuantiosa de las últimas décadas en la ciudad. La planta de Becton Dickinson en Zaragoza será la cuarta más importante de las que tiene en todo el mundo.


Publicidad


El desembarco de Becton Dickinson en Aragón se produjo en 1986, cuando adquirió la compañía Fabersanitas Industrial, una fábrica de jeringuillas en Fraga. Hoy, la planta de Fraga junto con la de San Agustín de Guadalix (Madrid) son líderes de fabricación en todo el mundo.

Su apuesta por Fraga se redobló en 2018, cuando decidió invertir en la localidad oscense 52 millones de euros.

Publicidad