Domingo, 03 de Julio de 2022

El prototipo de respiradores sanitarios desarrollados por la empresa BSH y una clínica veterinaria de Ejea de los Caballeros (Zaragoza) se encuentran en fase de evaluación en el Instituto Tecnológico de Aragón (ITA) y todavía dependen de la validación en un modelo animal, como ha confirmado este lunes la consejera de Sanidad, Pilar Ventura. el

En el equipo orquestado por BSH Electrodomésticos España de Zaragoza hay veinte trabajadores, y un grupo de tres profesionales. Es la reinvención de una empresa de electrodomésticos para hacer lo necesario para solucionar la crisis sanitaria que vive Aragón.


Publicidad


Así lo ha anunciado con motivo de una respuesta relativa a la compra fallida del Gobierno de Aragón de 200 respiradores, formulada por el diputado de VOX Santiago Morón durante la Comisión de Sanidad de las Cortes de Aragón.

Ventura ha destacado todas las iniciativas que se han puesto en marcha en la Comunidad para desarrollar equipamientos y material sanitario para hacer frente a la pandemia de la COVID-19.

“Todas las iniciativas sociales para prestar apoyo cuentan con reconocimiento del departamento”, ha asegurado la consejera quien, no obstante, ha advertido de que en el caso de los respiradores requieren unas necesidades complejas y cumplir unos requisitos mínimos de seguridad para ser usados en pacientes.

Hasta la fecha BSH y dicha clínica veterinaria han sido capaces de desarrollar un prototipo cuya seguridad y compatibilidad electromagnética se está evaluando en el ITA.

Tras lo que deberá pasar otras pruebas en el servicio de electromedicina del Hospital Clínico y posteriormente ser validado en un modelo animal en el Centro de Investigación Biomédica de Aragón (CIBA), “un recorrido complejo indispensable para ser autorizado por la Agencia del Medicamento”, ha sentenciado.

MÁS MATERIAL SANITARIO

El resto de donaciones de material también se centralizan a través de la plataforma logística del Salud con el fin de comprobar que cumplen con las características técnicas antes de su distribución en los servicios sanitarios y centros sociosanitarios.

Ventura ha respondido de este modo a dos preguntas formuladas por las diputadas del PP Ana Marín y Ciudadanos Susana Gaspar sobre la gestión de los Equipos de Protección Individual (EPIs) y de los que, ha asegurado la consejera, desde el mes de abril hay disponibilidad y capacidad de suministro.

Según la consejera, en una situación normal, el sistema “opera con eficacia” pero con la extensión de la COVID-19 “se colapsó” lo que, ha reconocido, puso en evidencia el problema de “hacer depender la producción de una economía global”.

Gracias a la colaboración de la CEOE, que ha gestionado la mayor parte de la importación de los materiales, y el programa ‘Aragón en marcha’ para gestionar las donaciones y la producción en la Comunidad de geles, pantallas visuales y batas compradas en un elevado porcentaje a las empresas de calzado de Arnedo, en la actualidad el suministro está “normalizado” y presenta “notables diferencias” con la situación que se produjo en marzo, cuando se estuvo “al borde de agotar las existencias” y los profesiones tuvieron que usar el material “con extremo cuidado”.

Desde abril, ha informado la consejera, se han suministrado 1.259.000 mascarillas quirúrgicas y 134.000 con filtro de seguridad; 430.000 batas; 93.000 delantales de plástico -material que, ha asegurado, “se ha multiplicado por cuarenta”-; 1.354.000 guantes y 14.000 trajes de protección biológica que se reparten desde la citada plataforma logística a través de las direcciones de Enfermería de hospitales y centros de salud

Publicidad