Martes, 05 de Julio de 2022

Plaza de Santa Engracia, plaza de Salamero, avenidas de Navarra, Valencia y Cataluña… El cambio de cara que está experimentando Zaragoza en los últimos meses es evidente. Ahora, a las obras en marcha se suman nuevas intervenciones que van a suponer unas reformas que buscan priorizar las peatonalizaciones y dotar al espacio urbano de la ciudad un carácter más amable.

La última en darse a conocer es la calle Belchite, en el barrio de Las Fuentes, que será una vía accesible, con plataforma única, tráfico calmado y árboles. Es el proyecto que ha elaborado el área de Infraestructuras del Ayuntamiento de Zaragoza y que ahora se somete a información pública. La reforma transformará el tramo entre las calles Miguel Servet y Camino de Fillas con un presupuesto de 604.414 euros.

El nuevo diseño permitirá crear una calle de prioridad peatonal con aceras más anchas y donde los vehículos deban circular a menor velocidad. Para ello la calzada tendrá un trazado ligeramente sinuoso, tal y como se está ejecutando en las calles Predicadores y Félix Latassa. La banda de aparcamiento se distribuirá a un lado u otro de la calle en tramos alternos.

Planta de la reforma de la calle Belchite / Ayto. Zaragoza

La consejera de Infraestructuras, Patricia Cavero, ha destacado que con la reforma la calle Belchite ganará en accesibilidad pero también en calidad ambiental, ya que incorporará árboles de porte medio en una vía que ahora no tiene ningún elemento verde. También se sustituirán las tuberías de abastecimiento de agua y saneamiento y se mejorará el alumbrado.

Una vez completado el periodo de información pública el proyecto se aprobará de forma definitiva para sacar a licitación la obra, que tendrá un plazo de ejecución de 6 meses.

Cavero ha explicado que la calle Belchite forma parte del plan de renovaciones integrales para mejorar la ciudad que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Zaragoza. En estos momentos están en ejecución la primera fase de la avenida Navarra, Reina Fabiola en San José, Félix Latassa en Universidad, Cuarte en Torrero, San Miguel en Centro, Predicadores en el Casco Histórico y Osa Mayor en Valdefierro. A todas ellas se sumará esta semana Ricla.

Para dar continuidad a ese plan de formas conforme lo permitan las disponibilidades presupuestarias, Infraestructuras está elaborando los proyectos de otras calles como  Concepción Arenal, Pilar Lorengar, la avenida Valencia, Ramón Celma o Manifestación.

ARRANCA LA REFORMA DE LA CALLE RICLA

La sociedad municipal Ecociudad inicia además esta semana las obras de reforma de la calle Ricla para crear una vía de prioridad peatonal con más espacio para los peatones y accesible. La reforma supone una inversión de 456.000 euros y tendrá un plazo de ejecución de cinco meses.

La calle quedará cortada al tráfico desde mañana. Para facilitar la movilidad en el entorno se invertirá el sentido de circulación de Doctor Cerrada en el tramo comprendido entre la calle Dato y Gran Vía. Una vez reformada, Ricla pasará a tener plataforma única, con calzada al mismo nivel que las aceras.

AVANCE EN LA AVENIDA NAVARRA Y C/ OSA MAYOR

El avance de la reforma de la avenida Navarra también conllevará cambios en la circulación a partir de mañana lunes para comenzar con los trabajos en la acera y calzada norte. De esta forma a partir de mañana entre la avenida Madrid y paseo Calanda se ocuparán los tres carriles de circulación en sentido salida ciudad. Para mantener el tráfico se habilitará en contradirección el carril anexo a la mediana. El acceso a las calles Pilar Sinués e Iriarte Reinoso se realizará por Juan XXIII y ambas vías quedarán en fondo de saco para garantizar la entrada y salida a los garajes.

Cambios de tráfico en la avenida Navarra / Ayto. Zaragoza

El área de Infraestructuras está llevando a cabo además la reforma integral de la calle Osa Mayor, en Valdefierro. A partir de este lunes las obras entran en una nueva fase y comenzará la renovación del saneamiento y el abastecimiento de agua entre los Jardines de la Estrella Polar y la calle Marte. Para ello este tramo quedará cortado al tráfico a partir de mañana. La calle Antares quedará en fondo de saco para garantizar el acceso a los garajes, por lo que será necesario prohibir provisionalmente el aparcamiento.

De forma simultánea, en la parte sur de la calle se está completando la nueva configuración, donde se han eliminado las numerosas barreras arquitectónicas para crear una plataforma única de prioridad peatonal en la que la calzada va a tener un trazado ligeramente sinuoso para calmar la velocidad de circulación del tráfico.  Para ello se mantiene cortado el tramo entre las calles Estrella de la Mañana y Aries.

Publicidad