Jueves, 29 de Julio de 2021

“Gran balance”. Esta es la conclusión a la que llega la Denominación de Origen Protegida Cariñena, que concluye la añada 2020 con la calificación de “Muy Buena” y una producción récord de 92.256.311 kg de uva, un 60,52% más que el año anterior y un 11,31% más que la media de los últimos 10 años. La mayor DO vinícola de Aragón ha comercializado nada menos que 36 millones de botellas.

Publicidad

A la cantidad se une la calidad, que ya se ha convertido en una tónica habitual y se incrementa gracias a las nuevas tecnologías: en las últimas dos décadas, las diferentes añadas han logrado la calificación de “Excelente” en 7 ocasiones y la de “Muy Buena” en 12. Esta situación ha permitido que los “Vinos de las Piedas” de la DO de la provincia de Zaragoza haya ganado en prestigio, tanto nacional como internacional.

A diferencia de otras DO aragonesas, como Calatayud, el consumidor de los vinos de Cariñena es principalmente nacional: un 68,36%. El resto de la producción se ha exportado a más de 50 países.

MÁS DE UN CUARTO DE LAS EXPORTACIONES VAN A ALEMANIA

Lidera el mercado exterior Alemania, con un 26,19% de las exportaciones, seguida de Reino Unido (17,49%), Rusia (15,23%) y Canadá (13,68%). Los mercados asiáticos, de gran valor estratégico por su creciente capacidad económica y su aprecio por la calidad de los vinos, han estado encabezados por China, con un 8,30% de las exportaciones, superando ya a Estados Unidos (8,27%).

En 2020, la uva que más se cultivó en las más de 14.000 hectáreas de la DOP fue la garnacha (32,3 %, casi un tercio de la superficie total), seguida de la variedad tempranillo (19,19 %). La uva blanca con más extensión de viñedo fue la viura o macabeo (un 10,35 % del total).

Publicidad