Domingo, 05 de Febrero de 2023

Cuando se habla de Amazon, desde cualquier ámbito, las cifras sueles ser mareantes. Y el nuevo centro robotizado del gigante estadounidense en la Plataforma Logística de Zaragoza (PLAZA) no es una excepción. La capacidad de negocio de la compañía queda reflejada en los datos provistos para el que será uno de sus almacenes clave en Europa.


Publicidad


Las instalaciones de Zaragoza pueden ser definidas como un “almacén de almacenes”, la séptima infraestructura de ‘primera milla’ que Amazon desarrolla en el Viejo Continente, que entrará en funcionamiento este marzo y que tendrá capacidad para suministrar 30.000 envíos por hora a centros de toda Europa y gestionar 3.000 palés por hora.

En este centro trabajarán hasta 1.000 personas tres años después de su apertura, con contrato indefinido. El objetivo es que este centro funcione las 24 horas del día todo el año.

La mayoría de los empleos son de nueva creación, aunque a los empleados del almacén de Martorelles (Barcelona), que cerrará, se les ha ofrecido el traslado a cualquier centro de España, también el de Plaza. Además, en periodos punta habrá contrataciones temporales.

Así lo ha indicado a los medios de comunicación la responsable de nuevos desarrollos de Amazon para Europa, Sonia Corvera, en el transcurso de una visita a las instalaciones, que ocupan 52.000 metros cuadrados en las afueras de la capital aragonesa.

Corvera ha recalcado que los envíos no irán al cliente final, sino a centros de primera milla, “desde Manchester a Praga”, también en toda España, utilizando para ello “las últimas tecnologías en logística”. Los centros de primera milla en España se hallan ubicados en San Fernando de Henares, Alcalá de Henares, Illescas –2–, Castellbisbal, Murcia, Dos Hermanas (Sevilla), El Prat, Onda (Castellón) y, a partir de abril, en Gerona.

De hecho, “es un centro único en Europa” porque emplea la tecnología ‘kariba’ para almacenar productos de baja rotación y alta estacionalidad, como sombrillas de sol, mediante un sistema robotizado que “sustituye el trabajo manual de cargas pesadas por brazos robóticos”, gestionando 2,1 millones de productos diarios y almacenando hasta 1,2 millones de metros cúbicos de productos.


Publicidad


Este centro utilizará 28 máquinas clasificadoras y 27 ‘boom conveyors’, brazos robóticos para introducir los palés y productos en los camiones, que se ubicarán en los muelles de la nave logística, adonde se trasladará el material mediante cintas transportadoras. Para utilizar toda la maquinaria se consumirán 2,8 megawatios de energía, parte de la cual procederá de placas solares de autoconsumo.

Publicidad