Lunes, 10 de Mayo de 2021

La pandemia ha agilizado proyectos, pero otros se han quedado en standby. El Corredor Cantábrico-Mediterráneo, en el que Aragón y la Comunidad Valenciana forman un frente común, permitiría vertebrar una de las zonas con mayor necesidad de desarrollo industrial de toda España, Teruel, y fomentar el tráfico ferroviario de mercancías entre Valencia y Zaragoza incluso al doble del que se produce actualmente.


Publicidad


Así lo consideran los Colegios Oficiales de Ingenieros Industriales de Aragón y La Rioja (COIIAR) y de la Comunitat Valenciana (COIICV), que han lanzado un comunicado conjunto recordando a las administraciones lo urgente de agilizar el proyecto: tanto el tramo Valencia-Sagunto-Teruel-Zaragoza, como el Pamplona/Logroño-Bilbao están incluidos en Mecanismo Conectar Europa para el periodo 2021-2027. El proyecto debe llevarse a cabo con el fin de conseguir cofinanciación de fondos europeos, señalan los decanos de los respectivos colegios, Salvador Galve y Salvador Puigdengolas.

Asimismo, consideran que “la potenciación del Corredor Cantábrico-Mediterráneo redundará en la mejora de la sostenibilidad mediante el aumento de la cota ferroviaria de transporte de mercancías y en la permeabilización del transporte en el cuadrante nororiental de la Península Ibérica, mediante la conexión de los puertos marítimos de los dos Corredores europeos en España (Atlántico y Mediterráneo), siguiendo las directrices de la Unión Europea”.

Los ingenieros industriales mantienen que existen “estudios solventes que tras encuestar a las empresas industriales como potenciales usuarias prevén la posibilidad de al menos duplicar el tráfico de trenes de mercancías de la línea Valencia-Sagunto-Teruel-Zaragoza“. Algo que redundaría “en la vertebración de una de las zonas con mayor necesidad de desarrollo industrial en el país”.

Desde ambos organismos solicitan la “aceleración” de las obras ya proyectadas, entre las que destacan: electrificar a 25KV la línea entre Sagunto y Zaragoza; finalizar la terminal de mercancías de Plaza Zaragoza en su lado norte, para conectarla en dirección Madrid y Bilbao-Irún; elaborar los proyectos necesarios para convertir a la capital aragonesa en Terminal de Autopista Ferroviaria; continuar los trabajos de la línea internacional Zaragoza-Canfranc-Pau; y activar las gestiones necesarias para acceder a los fondos europeos del Mecanismo Conectar Europa.

Publicidad