Martes, 05 de Julio de 2022

Después de la crisis económica de 2009, que supuso el desplome de los precios de la vivienda a mínimos insospechados, éstos se han ido incrementando sostenidamente, si bien todavía no alcanzan, en la mayor parte de los casos, los importes vistos antes de la gran recesión. En el caso de Zaragoza, los precios han ido aumentando a menor ritmo que la mayoría de grandes ciudades españolas, y hoy sigue siendo una buena oportunidad de inversión.

Según el estudio realizado por la Universidad de Zaragoza conjuntamente con el Colegio de Registradores de España y la colaboración de Grupo Plaza 14, COAPI Aragón e Ingennus, correspondiente al primer trimestre de 2022, el importe medio de compra en Zaragoza capital ha sido de 154.154 euros, con un ascenso trimestral del 0,16%.

Estas cifras de crecimiento sostenido contrastan con las que se obtienes de las otras dos capitales provinciales: en la ciudad de Huesca, el importe medio ha sido de 134.425 euros, con un descenso trimestral del -7,53%. En el caso de Teruel capital, el precio medio se sitúa muy cercano a Zaragoza: 149.126 euros, con un notable incremento trimestral del 10,90%.

Si hablamos de Aragón en su conjunto, el importe medio de compraventa es de 130.144 euros, con un ascenso trimestral del 0,52%. Esta cantidad está ya ceraca de máximos de los últimos 8 años pero, como se ha indicado, lejos todavía de los precios alcanzados antes de 2009.

LA VIVIENDA USADA ACAPARA EL 80,33% DE LAS VENTAS

Respecto al tipo de vivienda con mayor mercado, se trata de la usada, que acapara el 80,33% de las compraventas en la Comunidad. En el caso de la vivienda nueva, se ha repartido en un 17,72% de vivienda nueva libre, impulsada por las nuevas promociones que se están desarrollando, y un 1,45% de vivienda nueva protegida.

Por su parte, la vivienda unifamiliar supone un 18,91% del total. Son, por tanto, los pisos los que acaparan la mayor parte de las compras con un 81,09%.

En relación al tamaño de las viviendas que se están adquiriendo, la superficie media en el caso de inmuebles de segunda mano la media se sitúa en 95,20 m2. Por su parte, la vivienda nueva libre alcanza una superficie media de 105,08 m2, lo que indica una tendencia de construcción de pisos de mayores dimensiones. En el caso de vivienda nueva protegida, la superficie media se sitúa en 78,83 m2.

Por número de compras, los pisos con más mercado son los mayores de 80 m2, que suponen un 43,60% de las operaciones. Le siguen los pisos entre 60 y 80 m2 (31,25%) y los que están entre 40 y 60 m2 (21,75%). Los pisos menores de 40 m2 son residuales y sólo suponen un 3,40% del total de compraventas-

Publicidad