Domingo, 24 de Octubre de 2021

La era post pandemia puede ser una oportunidad para los pueblos de Aragón. El teletrabajo permite que, en algunas profesiones, vivir en el entorno rural suponga una ventaja. Además, hay que contar con las ayudas al emprendimiento, que no sólo vienen de la Administración pública. Un ejemplo es la nueva iniciativa que han puesto en marcha Embou y la Fundación Caja Rural de Aragón.

Publicidad

La idea de la iniciativa es buscar  ideas de negocio para desarrollar el medio rural y contribuir a la vertebración del territorio aragonés. Para ello, han anunciado un concurso al que se puede concurrir hasta el 29 de octubre a las 15:00.

Pueden presentarse nuevas ideas o bien reorientaciones de negocio que, por diversos motivos, se hayan visto afectados y requieran de un nuevo impulso u orientación. La idea deberá ser planteada para llevarse a cabo en poblaciones de Aragón de menos de 2.000 habitantes, según el padrón municipal de 1 de enero de 2021. El premio deberá invertirse en poner en marcha el nuevo proyecto o mejorar el existente.

Embou y Fundación Caja Rural de Aragón ofrecen un primer premio de 6.000 euros, más 1 año de internet gratis con Embou, más una mentorización financiera de un año de Caja Rural de Aragón. El segundo premio contará con una dotación económica de 4.000 euros y el tercer premio con 2.000 euros.

Para su valoración se constituirá un comité formado por dos personas de Embou, dos de Fundación Caja Rural de Aragón y una persona independiente, perteneciente a una entidad externa, reconocido como experto en emprendimiento.

Esta iniciativa de colaboración se une al acuerdo presentado la pasada semana entre Embou y Caja Rural de Aragón, por el que la operadora aragonesa está presente en más de 200 sucursales de la primera entidad aragonesa de crédito cooperativo, beneficiándose los clientes de ésta última de un 15% de descuento en su tarifa contratada.

Publicidad