Martes, 07 de Diciembre de 2021

El proyecto emprendedor de Laura Sipán en Sodeto (Huesca), ha ganado el primer premio del programa Emprende Rural, convocado por Embou y Caja Rural de Aragón. La iniciativa, realizada por una profesional que dejó su residencia en Madrid para trasladarse a los Monegros junto a su pareja y su bebé, se llama Monegros Visual Lab y se basa en la creación audiovisual.

El proyecto recibirá los 6.000 euros del primer premio, un año de internet gratis con Embou y la mentorización financiera impartida por Caja Rural de Aragón durante un año.

Por su parte, el segundo premio ha sido para el proyecto Cultivos Manuel Dieste S. Coop. Presentado por Pablo Manuel Carrera. Este joven impulsa la producción de setas de calidad, orientando esta iniciativa a la creación de empleo en la localidad de Luna, en las Cinco Villas. Recibirá 4.000 euros.

La toma de datos con drones y su utilización en diversos ámbitos como la agricultura de precisión, la topografía o la ingeniería civil inspiró a Javier Comín para presentar su proyecto desde Alloza (Teruel). Este emprendedor de la Comarca de Andorra-Sierra de Arcos recibirá los 2.000 euros del tercer premio.

25 CANDIDATURAS

Un total de veinticinco iniciativas dinamizadoras del territorio se presentaron a esta primera edición del programa Emprende Rural. Once de ellas llegaron desde la provincia de Huesca, diez desde Zaragoza y 4 desde Teruel.

El jurado compuesto por dos representantes de Embou – Grupo Masmovil, Jorge Blasco, CEO y Etién Aldea, director de Marketing y Comunicación, dos de Fundación Caja Rural de Aragón, Luis Ignacio Lucas, presidente y José Antonio Artigas, director y Pedro Lozano, presidente en AJE Aragón.

Este programa Emprende Rura,l puesto en marcha de forma conjunta por Embou y Fundación Caja Rural de Aragón, tiene como objetivo premiar las nuevas iniciativas, la generación de empleo y la fijación de población en el territorio rural, colaborando en la vertebración del territorio a través de la igualdad de oportunidades. Las ideas de negocio o de reorientación se realizan en localidades de menos de 2.000 habitantes situadas en la comunidad autónoma aragonesa.

Publicidad