Martes, 29 de Noviembre de 2022

El proyecto estratégico nacional (Perte) que integra a 49 empresas y lidera la aragonesa Saica ha atraído hasta la sede de la compañía en el Burgo de Ebro al ministro de Inclusión, Migraciones y Seguridad Social, José Luis Escrivá, que ha manifestado sentirse “visiblemente impresionado” en la visita que ha realizado junto al presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, y que han sido recibidos por el presidente del Grupo Saica, Ramón Alejandro Balet.


Publicidad


El megaproyecto, denominado ‘Bicircularidad descarbonizada del papel,’ suma 180 iniciativas en los tres próximos años con una inversión de 1.400 millones de euros y la generación de 2.400 empleos directos y 8.500 indirectos.

El Gobierno de Aragón apoya la manifestación de interés (MDI) presentada por la Cadena de Valor del Papel, porque Aragón fabrica más de un tercio de todo el papel que se produce en España y ha pedido el apoyo del Gobierno central, a través del ministro de Seguridad Social, para que puedan recibir financiación de los fondos Next Generation.

El Grupo Saica es una de las empresas líderes en Europa en la fabricación de papel reciclado para cartón ondulado, con una producción anual de 3,3 millones de toneladas. Con más de 10.000 empleados y presencia en España, Francia, Italia, Portugal, Reino Unido, Irlanda, Turquía, Luxemburgo y Holanda, el Grupo Saica tiene una cifra de negocio de 3.566 millones de euros.

INVERSIÓN DE 2.000 MILLONES HASTA 2025

Saica ha anunciado en la visita que invertirá 2.000 millones hasta 2025 en proyectos de eficiencia y crecimiento. Afianzarse en Estados Unidos y Centroeuropa, son los retos incluidos en el nuevo plan estratégico del grupo. Actualmente, la tasa de valorización de residuos alcanza el 83%, lo que supone dar una segunda vida a una parte importante de los residuos generados a través de su reutilización, reciclaje o valorización energética.

La reducción de la carga contaminante producida por la actividad de la empresa, es otro punto sobre el que Grupo Saica trabaja desde hace años con la intención de reducir sus emisiones de nitrógeno y fósforo vertido al agua.

Gracias a las inversiones realizadas y a la mejora de la eficiencia de los procesos de depuración, Saica Paper ha conseguido disminuir la carga de contaminantes con respecto a hace cinco años en un 34,6% en el caso del nitrógeno total y un 32,8% en el del fósforo total, además de reducir en más de un 40% las toneladas de sólidos en suspensión totales vertidas con respecto a 2015.

Publicidad