Domingo, 14 de Agosto de 2022

La Feria Internacional de Material Agrícola (FIMA) es una de las citas más relevantes del panorama ferial aragonés. De hecho, la última edición, celebrada en febrero de 2020, justo antes de la pandemia, albergó a más de 160 empresas de todo el mundo. La nueva feria, proyectada para celebrarse entre el 8 y el 12 de febrero de 2022 quiere entrar, según indican los organizadores en una “nueva era” en la que el evento esté “acorde con estos tiempos”.


Publicidad


El contexto más inmediato es que Aragón tiene previsto celebrar este año 105 ferias en todo el territorio, recuperando así el nivel tras un 2020 en el que sólo se pudieron llevar a cabo 23 con motivo de la pandemia. En 2021, un total de ocho ferias estarán catalogadas como internacionales.

En 2022, se espera que la situación permita dar el salto y que la celebración de eventos sea ya una tónica habitual. No obstante, el Comité Organizador de la FIMA comprende que los tiempos han cambiado con la pandemia y, por primera vez en sus más de 50 años de historia, se celebrará de manera telemática y no presencial.

El objetivo de FIMA, según palabras del director de Feria de Zaragoza, Rogelio Cuairán, es conseguir de nuevo que el certamen sea la principal plataforma para mostrar la fortaleza de un sector económico como es el agrícola que, durante los meses de pandemia, ha demostrado su capacidad de adaptación.

Por su parte, el nuevo responsable del Comité Organizador, José Antonio Vega, ha confirmado estar preparado para organizar la que será la primera FIMA “de la nueva era” e invitó a todos los miembros del Comité a poner “todo de su parte” para que la edición de 2022 sea un éxito. Vega ha manifestado su interés en que la próxima edición tenga como leitmotiv la figura de la mujer en el mundo agrícola, con el fin de reconocer e identificar el importante papel de la mujer en el sector.

“En las empresas, las mujeres están en todos los puestos; nuestra empresa, Claas, está dirigida por una mujer, por lo que creo que es un aspecto importante que se debe remarcar”, ha subrayado. Para finalizar expresó su deseo de poder celebrar una FIMA en febrero de 2022 “del abrazo y del apretón de manos, pero también de éxito para todo el sector”.


Publicidad


Javier Camo, director de FIMA, se ha mostrado confiado en que el certamen de 2022 vuelva a ser el reencuentro de la agricultura y expuso un mensaje de optimismo para poder celebrar “una gran feria acorde a estos tiempos”. Camo ahondó en aspectos como la comercialización de FIMA, así como la sectorización del certamen que se mantendrá en 2022. Se trata, según ha explicado, de pabellones y zonas expositivas ya consolidadas, por lo que se va a trabajar en posibles mejoras.

POTENCIAR LA PARTE DIGITAL

Uno de los puntos que va a modificarse de cara a la próxima edición es la página web, donde se va a dar “un salto cualitativo y cuantitativo” tanto en gestión como en servicios. En opinión de Camo, FIMA 2022 debe potenciar la parte digital y ser capaz de generar más negocio para las marcas.

En cuanto a la promoción, el director de nuevos proyectos de Feria de Zaragoza, Alberto J. López, ha puesto de manifiesto la importancia de celebrar FIMA 2020, dado que, justo después, comenzaron a cancelarse eventos. En este sentido, ha recalcado el trabajo llevado a cabo por el mercado agroalimentario antes y durante la crisis sanitaria, así como expresó su preocupación por el mercado internacional, donde la presencia del visitante extranjera se puede ver afectada.

En relación con la comunicación y la promoción del certamen, en FIMA se va a llevar a cabo una intensa estrategia multicanal con el objetivo de llegar de una manera más directa al profesional. Una nueva herramienta que ya está en marcha es Feria Zaragoza Digital, que ayuda a la hora de generar marca y contenido para el certamen, al tiempo que fusiona la parte presencial con la virtual, lo que contribuye a dar mayor valor.

Los premios, tan importantes para FIMA, continuarán con el mismo formato y, en este sentido, Alberto López ha destacado la importancia del Palacio de Congresos como “un espacio más de la feria”, puesto que en este singular edificio se celebrarán importantes eventos en el marco de FIMA.

Uno de los retos, según apuntó el responsable de nuevos proyectos, es la gestión del entorno. En este sentido, ha cosiderado esencial que “si FIMA es agricultura, Zaragoza sea agricultura”, por lo que es importante tener mayor visibilidad en la ciudad.

Publicidad