Viernes, 03 de Diciembre de 2021

No hay quien pare a Forestalia. Sorprendió a propios y ajenos en 2016 y puja tras puja ha ido ampliando su ya amplio portfolio de renovables, imponiéndose a las eléctricas tradicionales. Y en la última subasta lo ha vuelto a hacer: se ha llevado el 25% de los 3.123 megavatios adjudicados, aprovechando la oportunidad que ha supuesto que Iberdrola, Acciona y Endesa no se hayan presentado debido a su pulso con el Gobierno central.

Publicidad

La compañía aragonesa, que ha firmado en los últimos meses grandes operaciones de venta con Bruc Energy o BP, se ha adjudicado en esta ocasión 777,90 megavatios. De ellos, 562,40 corresponden a energía eólica y 215,50 a fotovoltaica.

Desde Forestalia califican la operación como “oportunidad empresarial para el sector energético y para que España siga avanzando hacia la descarbonización de la economía, de manera competitiva, libre de primas y subsidios”. Los precios ofrecidos han sido, según la energética aragonesa, “adecuados, ajustados y competitivos”.

MOMENTO CLAVE

Este golpe en la mesa llega en un momento clave, en el que tanto organizaciones públicas como desde el sector privado se ha llamado la atención por el problema que está suponiendo para la economía la subida sin precedentes del precio de la energía. Las renovables se ven, a medio plazo, como una solución que mitigue la dependencia energética del país.

Forestalia se ha manifestado en este sentido, señalando que, más allá de la coyuntura del precio actual de la electricidad, “el mercado encontrará su equilibrio en el medio y largo plazo, donde las energías renovables están llamadas a jugar un importante papel de crecimiento socioeconómico sostenible y vertebración territorial”.

Hasta la fecha,  Forestalia ya ha promovido y construido más de 2 gigavatios renovables (eólicos, fotovoltaicos y de generación mediante biomasa), y tiene en tramitación administrativa una cartera de proyectos que suman más de 8 gigavatios.

Publicidad