Miércoles, 06 de Julio de 2022

La industria textil y de calzado ha tenido tradicionalmente un importante peso específico en Aragón, siendo además un motor económico en zonas rurales. Un ejemplo claro, sin ir más lejos, son las localidades zaragozanas de Illueca y Brea de Aragón. A día de hoy, competir con las grandes firmas internacionales es todo un reto, de ahí que tanto la Administración como Ibercaja hayan redoblado sus esfuerzos para garantizar su supervivencia.


Publicidad


Por un lado, el Departamento de Industria del Gobierno de Aragón ha duplicado el apoyo económico a pymes de calzado y textil, con ayudas que pueden alcanzar hasta los 600.000 euros. La nueva convocatoria tiene el objetivo de reforzar la competitividad; de hecho, en los dos últimos años se han puesto en marcha diferentes iniciativas.

En 2021 se publicó una primera convocatoria dotada con una cuantía de 300.000 euros que permitieron movilizar más de 5 millones de euros de inversión inducida. Además, se ejecutó el presupuesto disponible por encima del 98%.

Los proyectos subvencionados estaban orientados a incrementar la competitividad de las empresas desde diversos puntos de vista: automatización e innovación de procesos, digitalización empresarial (del diseño de producto, de la gestión de la empresa, de la producción), sostenibilidad (por ejemplo, utilización de materiales reciclados), mejoras logísticas o internacionalización.

El vicepresidente y consejero de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial, Arturo Aliaga, ha destacado que los denominados sectores maduros, del textil y el calzado, juegan un papel fundamental también en la economía del sector industrial, porque son un importante nicho de creación de empleo, exportaciones y, sobre todo, tienen un impacto fundamental en la creación de empleo en municipios y comarcas, sujetando población y dinamizando la actividad económica.

Los sectores textil-confección y el calzado se encuadran dentro de los denominados sectores maduros del tejido productivo que se caracterizan por tener dificultades de crecimiento y futuro incierto como consecuencia de la globalización de la economía y de la intensidad de estos sectores en recursos humanos. La competitividad del sector obliga a sus empresas a incrementar su eficiencia a través de inversiones en modernización, a realizar innovaciones en su producción y a abordar nuevos mercados y nuevos canales de comercialización.

Debido al éxito de la citada convocatoria de 2021 y, teniendo en cuenta la realidad de los sectores maduros, la convocatoria de este año 2022 duplica el apoyo económico, que supone destinar 600.000 euros a ayudas a las pymes del sector textil-confección o del sector del calzado que desarrollen o vayan a desarrollar su actividad en Aragón.

Estas ayudas, consistentes en subvenciones a fondo perdido, se conceden en régimen de concurrencia competitiva. Para abordar la variada tipología de proyectos empresariales susceptibles de ser subvencionados y propiciar la más eficaz y eficiente aplicación de los fondos disponibles, se clasifican las actuaciones subvencionables en varias categorías.

En definitiva, sin actuaciones correctivas o medidas que permitan mejorar o revertir la situación de estas empresas, los sectores maduros tienden a entrar en crisis debido a un descenso continuado e importante de la demanda. En concreto, estos sectores, tan cercanos al mundo de la moda, están muy condicionados por los cambios en los gustos y preferencias de los clientes, los tecnológicos y demográficos entre otros, sin olvidar la afección global de la pandemia.

El objetivo final de esta convocatoria busca estimular la iniciativa de las empresas industriales del sector textil-confección y sector calzado para poner en marcha proyectos con potencial de crecimiento que de otra forma podrían quedar descartados o no ser abordados por las pymes.

CONVENIO DE COLABORACIÓN DE IBERCAJA Y FITCA

Por otra parte,  Ibercaja Banco y la Federación de Industrias Textiles y de la Confección de Aragón (FITCA), han firmado un convenio de colaboración mediante el cual Ibercaja apoya a la Federación en las conferencias de índole técnico dirigidas al sector textil, confección y moda.

La finalidad de FITCA, según su presidente, Luis Aparicio, es “el apoyo constante a sus asociados en su desarrollo competitivo, aunando esfuerzos y recursos con el fin de emprender proyectos que permitan la continunidad de la industria aragonesa y que potencien su futuro”.

Luis Aparicio y Antonio Lacoma, en la firma del acuerdo / Ibercaja

“Agradecemos la confianza que nos da Ibercaja apoyando estas acciones que organizamos para dar una mayor visibilidad a las empresas y proyectos que se están llevando a cabo en el sector textil-confección y moda, un sector que cuenta con más de 400 empresas en nuestra Comunidad y que emplea a más de 2.000 trabajadores de forma directa en la industria”, ha destacado.


Publicidad


Para Ibercaja, tal y como ha trasladado el director territorial de Ibercaja en Aragón, Antonio Lacoma, “el textil ha sido uno de los sectores más perjudicados en la pandemia y valoramos muy positivamente las acciones e iniciativas que está llevando a cabo la Federación para su apoyo y reactivación. No en vano, el sector textil es muy importante en nuestra economía y sociedad, suponiendo una fuente de empleo femenino relevante en la Comunidad”.

Publicidad