Martes, 25 de Enero de 2022

No es ciencia ficción. Zaragoza se ha convertido en la primera ciudad europea en hacer pruebas de reparto a domicilio a través de drones. Lo ha testado la compañía Restalia Holding, integrada por cadenas de restauración como 100 Montaditos, TGB o Cervecería La Sureña, a través de su división Restalia Delivery y con drones en la base de Hera Dron Hub, en Zaragoza.

Publicidad

Esto ha sido posible gracias a que el Ayuntamiento de la capital aragonesa ha autorizado por primera vez en una ciudad europea un espacio de pruebas y entrenamiento de aeronaves no tripuladas en entorno urbano. Un nodo de innovación que permite experimentar de forma real la movilidad aérea del futuro; una línea de desarrollo urbano que Zaragoza ha situado como estratégica.

El principal objetivo, según indican desde Restalia, es estudiar la viabilidad del reparto con drones de alimentos cocinados como una realidad segura en un futuro próximo, así como medir los distintos factores que influirían en la movilidad aérea urbana de productos de hostelería, tales como la temperatura de los alimentos y la integridad de los menús, con el fin de que los pedidos lleguen a los clientes en condiciones óptimas. En esta ocasión, la compañía ha realizado las pruebas con su marca de hamburguesas TGB, posicionada en el top 5 de los productos más pedidos en delivery durante el último año.

“A principios de año creamos la división Restalia Delivery para gestionar esta parte tan significativa de la restauración en 2021, es importante gestionar las relaciones con agregadores actuales, en alza tras la pandemia, y sobre todo trabajar de la mano del departamento de innovación de la compañía para crear el delivery del futuro”, afirma José María Capitán, fundador y presidente ejecutivo de Restalia.

La creación del nodo zaragozano Hera Drone Hub, permite experimentar la futura movilidad aérea urbana. Un espacio con el que se da respuesta a la necesidad de realizar pruebas en un entorno real ante la integración de los drones en el espacio aéreo urbano (Urban Air Mobility-UAM) y la próxima transformación del cielo único europeo.

REDUCCIÓN EN LOS TIEMPOS DE ENTREGA

“En Restalia estamos comprometidos con la protección al medioambiente, y con el reparto con drones se reducirían los tiempos de entrega y los niveles de contaminación, ya que descongestionamos las entregas en ciudades”, apunta Capitán. La experiencia adquirida con estas pruebas “servirá para trazar los siguientes pasos, que permitirán a los usuarios, a las ciudades y a los operadores tener la información útil y necesaria para realizar proyectos innovadores de forma segura”, añade.

Restalia se convierte así en la primera compañía de restauración española en realizar pruebas de reparto con drones en área urbana, sumándose así a otras empresas de logística y del sector farmacéutico. Aunque lenta, la legislación avanza a favor del reparto con drones.”La realidad más inmediata sería la entrega en zonas de lockers o puntos de recepción, bajo la supervisión de una persona, o bien en domicilios que tengan jardín. Lo más importante ahora mismo es validar las necesidades, ver la sostenibilidad y estar bien preparados”, afirma Isabel Buatas, directora de Hera Drone Hub.

Publicidad