Domingo, 03 de Julio de 2022

“Catastrófico”, “nunca visto en un sector económico en tiempos de paz”. Esas son algunas de las conclusiones a las que llega el informe sobre la situación de la hostelería en Aragón elaborado por la Universidad de Zaragoza y presentado por el Consejo Aragonés de Cámaras de Comercio.


Publicidad


Es el primer estudio de estas características realizado en nuestro país, con datos de fuentes oficiales. Y el resultado es demoledor: la facturación de las empresas del sector en Aragón entre marzo y diciembre de 2019 fue de 2.200 millones, mientras que en 2020 la cifra se redujo a la mitad, quedando por debajo de los 1.100 millones de euros.

El empleo también ha sufrido una caída semejante, de en torno al 50% entre marzo y diciembre, según concluye el informe.


Publicidad


El 22,13% del total de la facturación perdida corresponde al sector del alojamiento, que tiene una caída de la facturación de más de 240 millones de euros. En el subsector de comidas y bebidas la caída de la facturación en Aragón es de 848,88 millones de euros, de los cuales 594,21 millones (69,99%) se deben a Zaragoza. En todo caso los impactos son asimétricos trimestral, sectorial y geográficamente.

Las cifras de pérdida de empleo muestran que el segundo trimestre de 2020 fue el peor en la historia de la hostelería en Aragón, alcanzando el 68% del total en promedio incluyendo pérdida de afiliados, ERTES y ceses de actividad de autónomos. En el cuarto trimestre del año se ha mantenido en el 40%.

Hubo comarcas que llegaron al 80% en el segundo trimestre, como Sobrarbe y Ribera Baja del Ebro, quedando aún en el cuarto trimestre otras que aún están incluso en el 74% como es el Alto Gállego. Por otra parte, la afección relativa es mayor en el subsector de Alojamientos que en el de Comidas y bebidas, con diferencias que en promedio superan los 12 puntos porcentuales.

Según el estudio, la caída del Valor Añadido Bruto (VAB) ha sido de 500 millones y los beneficios del sector se han reducido en 60 millones. Refleja que el sector hostelero está realizando un enorme sacrifico económico en favor de un beneficio social superior como es la salud de los ciudadanos, por lo que considera de justicia establecer compensaciones lo más ajustadas posible a las cifras que se aportan.

Concluye que las referencias para posibles medidas de recuperación de la hostelería aragonesa por las afecciones del año 2020 podrían fijarse en 60 millones de euros por pérdida de beneficios de explotación y 100 millones adicionales por costes fijos soportados sin ingresos.


Publicidad


Publicidad