Domingo, 29 de Enero de 2023

La huelga de la tripulación de cabina de Vueling amenaza con afectar los viajes del macropuente de diciembre, unas fechas muy señaladas para los españoles para viajar y con mucho tráfico aéreo, lo que incrementa el riesgo de retrasos y cancelaciones, así como de pérdida, retraso o daño de los equipajes.

Concretamente, la próxima semana los paros de Vueling afectarán a los vuelos programados para el viernes 2, el sábado 3, el domingo 4, el martes 6, el jueves 8, el viernes 9, el sábado 10 y el domingo 11 de diciembre.


Publicidad



Publicidad


“Cualquier persona que haya adquirido un billete es susceptible de verse afectada por estos paros, que están implicando varias cancelaciones diarias de vuelos, principalmente en vuelos multifrecuencia, desde y hacia las grandes ciudades españolas, como Barcelona y Madrid. Por ello, es importante que el pasajero se informe unos días antes sobre el estado de su vuelo y, en caso de que este se encuentre entre los afectados, exija una solución y, si procede, una compensación”, explica Noemí Fernández, gerente de Reclamio, empresa especializada en gestión de reclamaciones de los pasajeros aéreos.

Fernández hace hincapié en que una huelga por parte del personal de una aerolínea es una causa de reclamación totalmente válida, “ya que es un problema imputable a la compañía aérea, aunque éstas lo nieguen de entrada, para evitar resarcir al pasajero afectado”, aclara. En consecuencia, ante cualquier incidencia con el vuelo o el equipaje, Fernández recomienda guardar muy bien toda la documentación pertinente -billetes, reservas de alojamiento, justificantes de gastos…- para poder presentar después una reclamación oficial. Así, además de una solución -por ejemplo, ofreciendo billetes en otro vuelo a los afectados- cada pasajero podrá obtener una compensación económica por el perjuicio ocasionado, que puede ascender hasta los 1.587 euros.

Con la recuperación de la actividad aérea durante el primer semestre de 2022, Reclamio ha logrado una facturación superior a los 2,5 millones de euros, debido al incremento de reclamaciones, y llegó a gestionar más de 8.500 quejas durante los meses de verano. La compañía prevé duplicar su facturación en el segundo semestre del año.

Publicidad