Martes, 27 de Septiembre de 2022

Es una de las grandes apuestas de Ibercaja en su hoja de ruta Plan Desafío 2023: ganar nuevos clientes en el segmento de compañías. Para ello se creó, a principios de este año, la nueva área de Banca de Empresas y parece que está dando sus frutos según los datos que el banco acaba de hacer públicos.

Ibercaja, hasta el 30 de septiembre, ha captado 4.000 nuevos clientes del segmento empresas. La inversión crediticia en situación normal destinada a este ámbito se ha incrementado en 338 millones de euros desde septiembre de 2020, superando el saldo la cota de 7.700 millones de euros.

Para lograr estos datos, la entidad ha reforzado la gestión comercial con este segmento de clientes en los últimos años y dispone de ocho Centros de Negocio, quince espacios de empresas en las principales oficinas de la red del banco, 250 profesionales especialistas y 130 gestores de negocio.

La directora de Banca de Empresas de Ibercaja, Teresa Fernández Fortún, trasladaba que la financiación para las necesidades de circulante de las empresas ha supuesto en el último año aproximadamente el 50% del total del crecimiento de la inversión crediticia, reflejando este dato la vuelta de la actividad a las empresas, gracias al control de la pandemia y el avance de la vacunación.

MAYOR INCERTIDUMBRE

No obstante, en un contexto en el que la recuperación de la economía se está viendo ralentizada como consecuencia de la escasez de suministros, el incremento de precios de algunas materias primas, así como el retraso en la llegada de los fondos Next Generation, existe mayor incertidumbre para las empresas que están retrasando sus decisiones de inversión, tal y como ha señalado Fernández Fortún.

A pesar de ello, ha continuado, “hemos conseguido ganar 8 puntos básicos en nuestra cuota de mercado en el segmento de empresas gracias a la creación de la nueva área de Banca de Empresas a primer nivel de la entidad y una unidad de Financiación de Banca Corporativa y Sindicada; el relevante refuerzo comercial realizado, con una atención más especializada; un amplio catálogo de productos y servicios diferenciado; y una renovada banca online de negocios”.

Desde 2016, el banco viene consolidando un modelo de negocio basado en el acompañamiento y la especialización en empresas, que se está impulsando en el marco del Plan Desafío 2023. “En los últimos cinco años hemos crecido de manera orgánica, pausada y organizada y, en estos momentos, con un equipo maduro, formado y experto en este segmento de clientes, estamos preparados para dar un salto importante”, ha concluido la directora de Banca de Empresas.

Publicidad