Viernes, 27 de Mayo de 2022

El anuncio más esperado en el sector financiero ya es oficial. Los encuentros con inversores que efectuó Ibercaja desde hace meses han pasado el examen definitivo y la histórica antigua caja de ahorros aragonés, convertida en banco en 2013, ha decidido a activar su OPV tras la subida de las cotizaciones del sector financiero en los últimos meses. Con una valoración entre los 1.500 y los 2.000 millones de euros, según fuentes financieras, ha comunicado que prevé colocar hasta el 42% del capital en el mercado, sin efectuar una ampliación de capital. La Fundación Ibercaja es dueña del 88% del capital.

La valoración inicial de la entidad oscila entre los 1.500 y los 2.000 millones de euros, según fuentes conocedoras de la operación. Pero este rango se concretará una vez que se publique el folleto de la oferta, que suele dilatarse alrededor de 15 días desde la publicación del anuncio de cotización, el denominado intention to float (ITF). Ibercaja, para cumplir la ley de cajas y no tener que crear un fondo específico, tiene que salir a Bolsa este año, después de que el Gobierno le ampliara el plazo por dos años con el estallido de la pandemia.

JP Morgan y Morgan Stanley actúan como coordinadores globales de la oferta. Bank of America y UBS actúan como colocadores, mientras que Alantra, Stifel y Société Générale se sitúan en un tercer escalón y Rothschild es asesor financiero independiente. Con esta operación, la entidad también quiere favorecer las tres transformaciones que dice tener en marcha: la comercial, la operativa y la financiera. En caso de que se amplíe el tamaño de la operación a través de la denominada opción green shoe, el importe que mantendría la Fundación ascendería al 46,09% del capital.

“Es una operación de salida a Bolsa histórica para Ibercaja Banco, que fortalece la confianza que todos tenemos en la proyección de futuro del banco, para dar continuidad así a los 145 años de trayectoria ejemplar que nos precede“, ha dicho su presidente, José Luis Aguirre. El banco se creó en 2011 tras la segregación y traspaso a Ibercaja Banco del negocio financiero de la extinta Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Zaragoza, Aragón y Rioja, hoy transformada en la Fundación Ibercaja.

“Creemos que ser un banco que cotiza en bolsa puede proporcionar ciertas ventajas adicionales, incluyendo un mayor reconocimiento de la marca, una mayor transparencia, así como permitir relaciones más sólidas con ‘stakeholders’, tanto internos como externos”, destacan fuentes de la entidad.

Ibercaja absorbió Banco Caja3 en 2013, formada a raíz de la segregación y posterior fusión del negocio financiero de tres antiguas cajas: Caja de Ahorros de la Inmaculada (hoy Fundación Inmaculada de Aragón), Caja Badajoz (ahora Fundación Caja Badajoz) y Caja de Ahorros Círculo de Burgos (Fundación Círculo de Burgos). Esas fundaciones son ahora accionistas minoritarios.

A 30 de septiembre de 2021, Ibercaja Banco contaba con 58.200 millones de euros en activos totales, alzándose como el noveno banco español por tamaño en términos de activos totales y una cuota de mercado del 2,4% en préstamos a particulares y entidades no financieras.

Publicidad