Jueves, 13 de Mayo de 2021

Tras las elecciones catalanas se dibuja un panorama complejo. Con el triunfo del PSC de Salvador Illa pero con un fortalecimiento de los partidos independentistas, Aragón no es ajena a la situación política de la comunidad vecina, y el impacto económico de las decisiones que se tomen allí afectarán aquí de lleno en el devenir de empresas e instituciones.


Publicidad


La red de think tanks europea Epicenter, avalada por el expresidente del Parlamento Europeo Antonio Tajani, ha elaborado un completo estudio de la repercusión económica que conllevaría una hipotética independencia de Cataluña. Según el informe, ésta tendría unos “costes preocupantes”, entre los que destacan una deuda que se dispararía hasta el 126% del PIB o un encarecimiento de las exportaciones, debido a los aranceles, que alcanzaría un 15%.

Y ahí está el primer punto que afecta directamente a Aragón. La comunidad es el principal destino comercial de Cataluña, con ventas anuales por valor de 10.782 millones de euros. La comunidad catalana exporta a Aragón más del doble de lo que hace a la segunda en el ránking, la Comunitat Valenciana (4.994 millones), y por encima también de las exportaciones que se realizan a toda Francia (9.900 millones).

Un aumento de los costes supondría para Aragón reformular completamente sus relaciones comerciales, dado que los productos procedentes de Cataluña dejarían de ser competitivos. Esta situación, aunque menos acusada que con la comunidad aragonesa, se repetiría en las relaciones comerciales de Cataluña con el resto de España, así como con los países de la Unión Europea: el mercado europeo es el destino del 80% de las exportaciones catalanas.

Un sector que se vería afectado notablemente sería el turismo. Aragón es la comunidad que mayor número de turistas aporta a la Costa Dorada, seguida de Navarra. Una hipotética salida de la UE supondría generar mayores trabas para viajar a Cataluña, las cuales se multiplicarían en el caso de adquirir una segunda vivienda.

Esa circunstancia, unida a que por fortuna Aragón dispone de alternativas cercanas como el País Vasco, Cantabria o la Comunidad Valenciana, podría suponer un cambio de hábitos a la hora de planear las vacaciones.

ATRACCIÓN DE EMPRESAS

Aragón cuenta a día de hoy con ventajas frente a Cataluña en lo relativo a la instalación de empresas: suelo más barato, costes laborales más bajos y menor presión fiscal. El estudio elaborado por Epicenter destaca que, mientras Cataluña dispone actualmente de 15 impuestos de titularidad autonómica (es la comunidad con el mayor número de tasas de toda España), Aragón sólo suma 5.


Publicidad


Entre 2008 y 2015, periodo en el que se fraguó la evolución del independentismo catalán, se asentaron en Aragón un total de 415 empresas procedentes de Cataluña, lo que suponía un 38% de todas las compañías que eligieron la comunidad aragonesa para establecer su sede.

Ante una eventual inestabilidad en Cataluña, las empresas más perjudicadas serían las medianas, en especial las que operan principalmente en el mercado interno español. En su caso, una hipotética independencia implicaría perder su competitividad en territorio nacional, lo que podría empujarlas a trasladarse a territorios limítrofes como Aragón.

Zonas cercanas a la frontera como el Aragón oriental, por ejemplo, permitirían reducir en gran medida los efectos de la deslocalización en su estructura de negocio.

Publicidad