Miércoles, 22 de Septiembre de 2021

Zaragoza se ha convertido en el polo logístico más importante del norte de la Península, lo que se refleja en el creciente empuje que supone Plaza y que el Aeropuerto de Zaragoza se haya consolidado cifra tras cifra como el segundo más importante de carga de España, sólo por detrás del de Madrid. Esa potencia logística se multiplicará con la autopista ferroviaria entre la capital aragonesa y la localidad gaditana de Algeciras, uno de los puertos marítimos más importantes de Europa.

Publicidad

Y es precisamente este proyecto el que ha cobrado mayor protagonismo en la reunión que el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha mantenido con la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, y la secretaria de Estado Isabel Pardo, ex presidenta de Adif. “Tanto para España como para Aragón es fundamental, porque nos da más potencia logística si cabe” y, según han trasladado las responsables del ministerio a Javier Lambán, va “viento en popa”.

Tras las primeras aproximaciones, el proyecto puede estar “muy maduro”, con avances en definición de cuestiones técnicas, como túneles y vías. Dado el gran interés que suscita para inversores privados, la voluntad del ministerio es agilizar al máximo esta actuación que, además, está conectado con los fines de los fondos europeos para facilitar la transición ecológica.

La iniciativa de la autovía ferroviaria, consistente en subir los camiones a los trenes para cruzar la península, supone eliminación de emisiones de CO2, lo que para el Ministerio es “prioritario” y, sobre todo, “urgente”. Según ha explicado Lambán al término de la reunión, se someterá a los mismos plazos que la planificación y gestión de los fondos europeos MRR, “es decir, que tendrá que resolverse en el plazo máximo de 3 o 4 años”, ha calculado el presidente aragonés.

LA PRIMERA AUTOPISTA FERROVIARIA DE ESPAÑA

La primera autopista ferroviaria española unirá la Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza) con el puerto de Algeciras dentro de dos años, tras una inversión estimada en cien millones de euros. El ambicioso proyecto pasa por aprovechar el corredor central ferroviario de ancho convencional, infrautilizado con la alta velocidad, para subir al tren una parte de los miles de camiones que a diario cruzan la península, lo que técnicamente se denomina ‘ferroutage’.

Y para ello hace falta una mínima intervención, el acondicionamiento de siete túneles a lo largo de los mil kilómetros de trazado entre Zaragoza, Madrid, Córdoba, Bobadilla y Algeciras. El proyecto se presentó el pasado mes de abril de 2021 por parte de miembros del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana en Zaragoza el pasado mes de abril en una jornada centrada en el corredor como puerta de entrada de las mercancías de África a Europa y como gran apuesta para reforzar la región como foco logístico en el sur de Europa.

Esta ‘autopista ferroviaria’ se promete como solución de futuro para reducir el transporte por carretera y potenciar el tren. La idea es aprovechar las líneas de ancho convencional que discurren entre Zaragoza, Madrid, Córdoba y Algeciras, que ahora tienen menos demanda porque el tráfico de pasajeros que ha absorbido el AVE.

El objetivo de subir al tren el 20% del tráfico pesado que ahora hacen la ruta Zaragoza-Algeciras, que son unos 200 camiones diarios, según los cálculos que manejan las administraciones, que subrayan la reducción de emisiones de CO2 que se conseguiría al apostar por el tren como alternativa a la carretera.

Publicidad