Sabado, 19 de Junio de 2021

Con una facturación agregada de 1.500 millones de euros, el Grupo Empresarial Costa es punta de lanza del potente sector agroindustrial aragonés. Fundado en Fraga en 1966, hoy es el cuarto mayor grupo cárnico español, tras culminar en los últimos años un proceso de integración vertical a través de su holding cárnico Costa Food Group, al que pertenecen las empresas Piensos Costa, Costa Food Meat, Casademont, Industrias Cárnicas Villar, Embutidos La Nuncia y Aviserrano.


Publicidad


Además, Costa Food se ha convertido en el único grupo en España que integra en su cadena productiva y de principio a fin las especies de pollo, pavo y cerdo, exporta a 107 países y genera 4.000 puestos de trabajo. El Grupo también está presente en más sectores como el vitivinícola y hotelero con la Bodega SOMMOS (Barbastro y Murero) y SOMMOS Hoteles (Benasque), además de en otros ámbitos como la salud vegetal, energías renovables, inmobiliario y automoción.

El CEO del Grupo, Jorge Costa, repasa para HOY ARAGÓN los retos a los que se enfrenta el sector en una situación, la de la pandemia, que ha puesto de manifiesto el refugio que supone el sector agroalimentario en momentos de crisis.

Todos los analistas ven la agroindustria como el sector clave en el desarrollo de Aragón. Siendo Grupo Costa tan relevante en este sector, ¿qué fortalezas encuentran en la comunidad y cómo valoran que se desarrollará la industria en estos próximos años?

La actividad agroindustrial cuenta con tres características que nos permitirán impulsar el crecimiento económico: elevada capacidad de arrastre para dinamizar otros sectores, generación de empleo en economías rurales y carácter anticíclico que proporciona estabilidad en periodos de crisis.

En Aragón debemos ser capaces de aprovechar estas ventajas de nuestro sector en un momento como el actual, como valor refugio para nuestro empleo y economía. Nosotros pondremos todo de nuestra parte para impulsar este sector en los próximos años y tenemos previstas inversiones en Aragón para su desarrollo. Queremos poner en valor la materia prima con que contamos en nuestra tierra, para transformarla en productos de valor añadido que el mercado reconozca y aprecie.

“Queremos poner en valor la materia prima con que contamos en nuestra tierra, para transformarla en productos de valor añadido”

La agroindustria se encuentra en permanente transformación para adaptarse al consumidor, pero, sobre todo, para consolidar una cadena productiva sostenible de la que todos podamos beneficiarnos. En este sentido, estamos trabajando en propuestas innovadoras y sorprendentes donde aplicamos la tecnología y la innovación desde la producción en nuestras granjas hasta la elaboración del producto final.

¿En qué medida ha afectado la pandemia a las distintas compañías del grupo y cómo han hecho frente a la situación?

Nuestro grupo es eminentemente alimentario por lo que, desde el inicio de la pandemia, nuestro trabajo se ha centrado en mantener en activo la cadena de suministro para que los productos pudieran seguir llegando al consumidor y en proteger con las medidas de seguridad más apropiadas a nuestros trabajadores, que nos han demostrado su responsabilidad y esfuerzo durante todo este periodo. Nos sentimos profundamente agradecidos y orgullosos de nuestra plantilla.


Publicidad


Nuestra diversificación nos acerca a distintos sectores, entre los que se encuentran algunos que están sufriendo muchísimo durante este tiempo, como son la hostelería y el turismo. Estamos luchando por conseguir mantener la actividad de nuestros trabajadores y, en los momentos en los que las restricciones no lo han hecho posible, hemos velado por su protección económica.

Sólo nos queda mirar hacia delante y continuar trabajando, que es lo que mejor sabemos hacer, preparándonos para ser más sólidos y fuertes en este año, algo que será complicado. Al mismo tiempo, estamos colaborando con distintas organizaciones para dar soporte a las personas más vulnerables a través de distintos acuerdos con Cruz Roja, Cáritas, Aldeas Infantiles, Mensajeros de la Paz o el Banco de Alimentos.

“Estamos luchando por conseguir mantener la actividad de nuestros trabajadores y, en los momentos en los que las restricciones no lo han hecho posible, hemos velado por su protección económica”

Grupo Costa ha irrumpido con fuerza este año en el sector avícola con la adquisición del 50% de Grupo Aviserrano. ¿Qué supone esta operación? ¿Consideran nuevas incorporaciones en el futuro?

Grupo Aviserrano es un referente nacional en el mercado de carne y elaborados de pollo y pavo, y cuenta con una facturación agregada de 370 millones de euros y 1.800 empleados. Esta adquisición ha sido muy relevante para nuestro grupo, ya que nos ha permitido convertir a Costa Food Group en un grupo multi-especie totalmente integrado para el cerdo, pollo y pavo.

Además, nos hemos consolidado como el cuarto mayor grupo cárnico nacional y ya contamos con centros de producción en 9 comunidades autónomas.

“La adquisición del 50% de Aviserrano nos ha permitido convertir a Costa Food Group en un grupo multi-especie totalmente integrado para el cerdo, pollo y pavo”

Sobre las incorporaciones, nosotros estamos en activo y abiertos hacia nuevas operaciones corporativas siempre que tengan un sentido para nuestra estrategia. Queremos construir un grupo cada vez más fuerte y consolidado: si consideramos una oportunidad que nos permita reforzarnos, intentaremos sacarla adelante.

Asimismo, han ampliado la gama de productos con nuevas marcas de frescos o la nueva gama Casademont NATURA. ¿El mercado demanda inventarse constantemente? ¿Tienen previstas nuevas líneas próximamente?

Es cierto que el mercado demanda innovar constantemente, pero siempre con sentido, ya sea para adaptarnos a los nuevos gustos del consumidor o para conseguir hacer más sostenible nuestra cadena productiva. Por ejemplo, la línea Casademont Natura de la nueva gama de jamón cocido y pechuga de pavo, busca ser un producto saludable, elaborado con criterios de sostenibilidad tanto en el envase como con su sello Welfare Quality que garantiza el bienestar animal.


Publicidad


Recientemente también hemos lanzado la gama Fuetdiversidad, con más de 10 sabores de fuet diferentes, o nuestro vino SOMMOS Rosé, que representa una nueva manera de entender el Somontano. Actualmente, estamos diseñando nuevos productos, tanto en el cárnico como en el vino, que verán la luz en los próximos meses.

Los últimos datos de paro no han sido positivos, como era de esperar, y el ámbito rural es especialmente sensible en este aspecto. Desde su punto de vista empresarial, ¿qué es necesario para asentar población fuera de las ciudades?

Los pueblos de nuestro país llevan décadas perdiendo población, pero tengo cierta esperanza en que esta crisis no agrave la situación del mundo rural. Es cierto que contamos con zonas rurales muy turísticas que se han visto muy lastradas estos meses, pero una buena parte de la economía rural está vinculada al sector primario, que no ha reducido su actividad en estos meses.

Un 80% de nuestras granjas y los agricultores que cultivan los cereales para alimentar a nuestros animales están asentados en municipios de menos de 3.000 habitantes, al igual que nuestras empresas, que se encuentran eminentemente en zonas rurales. Siempre hemos creído en el valor del mundo rural, y es una máxima en nuestro grupo contribuir a visibilizarlo y hacerlo atractivo para aquellas personas que buscan otras opciones de vida.

“Siempre hemos creído en el valor del mundo rural, y es una máxima en nuestro grupo contribuir a visibilizarlo y hacerlo atractivo para aquellas personas que buscan otras opciones de vida”

Mantenemos una política de reinversión total de beneficios que nos permite dinamizar nuestro territorio. En nuestro actual plan de inversiones, un 75% de las actuaciones presupuestadas se llevarán a cabo en entornos rurales.

En los últimos años, percibimos que cada vez más gente joven y preparada quiere incorporarse a nuestro grupo buscando una mejor calidad de vida y una motivación profesional. Perfiles como veterinarios, químicos, nutriólogos, técnicos en medioambiente, ingenieros informáticos, ingenieros de obra civil e industriales o doble grado de derecho y economía son los que se han incorporado en nuestro grupo de forma más reciente. Nuestra apuesta es conseguir una mayor especialización del talento, utilizando cada vez más la tecnología para conseguir crear modelos atractivos de trabajo, también en el entorno rural.

Por favor, indique qué iniciativas relativas a la sostenibilidad están llevando a cabo y cómo se plantean una cuestión propia de su industria como es el tratamiento de purines.

Una de las mayores ventajas competitivas de nuestro grupo es el control que tenemos en toda la cadena productiva, desde la granja a la mesa, al encontrarnos totalmente integrados. Esta ventaja para nosotros conlleva una responsabilidad empresarial para liderar procesos innovadores que nos permitan crear un modelo productivo sostenible y que funcione para los consumidores, los productores y también para el medioambiente.

El año pasado trabajamos en un plan global de sostenibilidad que hemos llamado “El reto Costa Food”, con medidas que vamos a implementar a lo largo de toda la cadena productiva. En el área medioambiental, buscamos minimizar el consumo de recursos naturales y reducir las emisiones con el uso de tecnología, la aplicación de proyectos de economía circular y de eficiencia energética, y estamos inmersos en proyectos de alcance internacional donde estamos desarrollando nuevos dispositivos para innovar en nuestro sector.


Publicidad


Nuestro grupo empresarial nace en el mundo rural y en nuestra tierra siempre hemos buscado el equilibrio entre la actividad agrícola y ganadera. Los purines generan nutrientes que permiten una fertilización orgánica con un producto cercano, disponible y que puede adecuarse a las necesidades de los cultivos. Trabajamos con la administración pública para que esta actividad se encuentre totalmente controlada y sea segura para el medioambiente y para nuestra tierra.

La vinculación de Grupo Costa con Aragón se refleja en su apoyo, por ejemplo, a equipos masculino y femenino de baloncesto. ¿Cómo definiría su política de marketing en el territorio?

Actualmente, estamos apoyando el deporte en nuestra comunidad en el sentido más amplio que podemos y en distintas disciplinas: fútbol, baloncesto, esquí, ciclismo, tenis, hípica, pádel, enduro y fútbol sala. Estamos apostando por el deporte de élite, pero también por los equipos de base que generan dinámicas y valores que para nosotros son muy enriquecedores, especialmente en la gente joven.

El año pasado dimos un paso al frente con el apoyo a los dos equipos femeninos del Casademont Zaragoza y de la Sociedad Deportiva Huesca y es un orgullo contribuir a dar visibilidad al deporte y el esfuerzo que realizan estas campeonas.

El apoyo a la actividad deportiva en Aragón no es para nosotros una cuestión de marketing, sino algo mucho más global y de mayor calado, porque nos permite transmitir unos valores que son troncales para nuestro grupo empresarial.

“El apoyo a la actividad deportiva en Aragón no es para nosotros una cuestión de marketing, sino algo mucho más global y de mayor calado”

En su experiencia, ¿cuál es la imagen que tienen los productos aragoneses fuera de la comunidad?

Gracias a nuestra materia prima y al esfuerzo de nuestros productores contamos con alimentos de gran calidad. Aragón es una comunidad donde el sector agrícola y el ganadero tienen un peso histórico muy relevante que nos permite conjugar la tradición con la innovación.

Nuestras empresas colaboran con las asociaciones y denominaciones de origen de nuestro territorio para intentar apoyarnos y facilitar la visibilidad de nuestras marcas. Esto, sin duda, es de gran ayuda para las empresas y nos permite reforzar el lanzamiento de nuestros productos a nivel nacional e internacional.

Publicidad