Lunes, 03 de Octubre de 2022

El grupo aragonés La Mafia se sienta a la mesa (LMssLM) ha logrado superar la pandemia en una buena situación, a pesar del impacto en la hostelería y quiere aprovechar la noramalización que parece que va a llegar este 2022 para impulsar la cadena con fuerza tanto en España como en Portugal.

El grupo, que incluye firmas como La Mafia se sienta a la mesa, Ditaly y La Boutique Italian Food, ha cerrado el ejercicio con un aumento de ventas de cerca del 50% respecto a 2020 y supera en un 4,9% la facturación prepandemia llegando a los 47,214 millones de euros, “un hito” según la compañía en sus más de 20 años de recorrido. A ello se ha unido el auge de las ventas online, cada vez más demandadas por los ciudadanos. En 2021 alcanzaron un 11,3% de las ventas totales, frente al 4,7% de 2019, han informado desde LMssLM.

La compañía se ha propuesto acelerar la expansión para recuperar el parón que ha sufrido el sector con la pandemia, poniendo rumbo fijo en alcanzar las 100 unidades de negocio en los próximos tres años. Este 2021, el grupo ha inaugurado un total de seis nuevos restaurantes, tres de la enseña Ditaly y tres más de La Mafia se sienta a la mesa, y tiene firmadas 14 operaciones cuya apertura está planificada durante el primer semestre de 2022. Para este año, el grupo tiene como objetivo crecer con 20 firmas más, de las cuales, a día de hoy, un amplio volumen de ellas se encuentra en negociaciones muy avanzadas.

Con estos datos, el grupo prevé generar más de 450 empleos directos, que se suman a los más de 800 que ya tiene, además de aumentar un 35% la facturación de este año respecto a 2021 y duplicar el tamaño de la compañía en los próximos 3 años, alcanzando las 100 unidades entre España y Portugal. En concreto, en los tres primeros trimestres de este año, el grupo inaugurará restaurantes en Andalucía, Murcia, Logroño, Cataluña y Portugal, y quiere seguir ampliando su presencia en Madrid, Levante, costa de Andalucía, Castilla y León y Andorra.

Para acompañar esta expansión, el obrador central, desde el que se distribuye el producto semanalmente a todas las unidades, ha ampliado sus instalaciones y ha invertido en maquinaria de última tecnología. Dicho obrador y plataforma logística cuenta ya con más de 50 personas en plantilla para adecuarse a la demanda de los próximos meses. Según apunta Javier Floristán, CEO y fundador, “la inversión prevista en nuevas aperturas este año ascenderá a unos 16 millones de euros”. Aunque varios grupos de inversión han mostrado interés, “nosotros siempre hemos sido y queremos seguir siendo fieles a nuestro modelo de financiación propia”, señala.

FLAGSHIP EN PLAZA ARAGÓN

Los dos grandes hitos de la compañía para este 2021 fueron la apertura en junio de su flagship en Plaza Aragón de Zaragoza, ciudad que vio nacer la marca, así como la firma de la masterfranquicia en Portugal.

El restaurante buque insignia, aglutina los ingredientes de la llamada La Mafia 4.0, el nuevo modelo de restaurante que se exportará a las nuevas aperturas y que está inspirado en la Toscana italiana. Además, este local funciona como centro formador de nuevos equipos y banco de pruebas de todas aquellas innovaciones que se ponen en marcha en la compañía. Respecto al desembarco internacional de la enseña, el acuerdo conlleva la apertura de 15 unidades en el país luso durante los próximos 5 años, de las cuales, las dos primeras tendrán lugar en el primer semestre de 2022.

Publicidad