Sabado, 23 de Octubre de 2021

El fin del estado de alarma ha despertado el furor por irse de vacaciones. Especialmente en busca de sol y playa sin esperar al verano. Tanto es así que en el portal aragonés centraldereservas.com se han disparado las contrataciones de viajes un 352,3% en sólo cinco días.


Publicidad



Publicidad


De hecho, el 40% de las reservas adquiridas son para los meses de abril y mayo. Tanto es así, que desde la compañía indican que ya hay hoteles con el 100% de ocupación para el mes que viene.

Por su parte, los meses de junio, julio y agosto concentran el 52% de las ventas. En todo caso, los clientes han sido raudos pero cautelosos: el 87% de las reservas se han realizado con políticas de cancelación flexibles que permiten anular hasta el último momento. Asimismo, se ha duplicado la contratación de seguros de viaje.

El Pirineo, donde tanto han sufrido la pandemia los sectores turístico y hostelero, es el destino estrella para los turistas aragoneses dentro de las fronteras autonómicas, siendo Jaca, Benasque y Aínsa las localidades más demandadas. Las reservas realizadas desde fuera de Aragón, los destinos más repetidos han sido Zaragoza, Jaca y Teruel.

En cuanto a las reservas realizadas por aragoneses para localidades de fuera de la Comunidad, ganan las zonas de sol y playa. Específicamente: Peñíscola, Salou y Cambrils.

EN BUSCA DE LA RECUPERACIÓN

Este boom de reservas insufla algo de aire a los sectores más castigados durante la pandemia. Con una temporada de invierno totalmente en blanco en el Pirineo aragonés, con las pistas de Aramón cerradas al contrario de lo que ha ocurrido en Sierra Nevada o Cataluña, la primavera y, sobre todo, el verano, pueden aliviar la situación crítica del turismo y la hostelería.

Asimismo, empresas vinculadas, como las de turismo activo, han manifestado recientemente la situación crítica en la que se encuentran. En su caso, la pandemia ha supuesto un duro golpe precisamente en zonas donde la despoblación es uno de los principales problemas.


Publicidad


Por otra parte, este tipo de compañías suelen ser pequeñas, quedándose fuera de las ayudas que se han anunciado. “Están pensadas para empresas que facturan más de 200.000 euros anuales”, han indicado desde la Asociación Aragonesa de Empresas de Turismo Deportivo (TDAragón)

Publicidad