Domingo, 05 de Febrero de 2023

La compañía de supermercados de origen alemán Lidl, perteneciente al grupo Schwartz, ha ahondado a lo largo de los últimos años en su implantación en Aragón, con un impacto en la economía de la Comunidad que ha sido analizada por la consultora independiente PwC.


Publicidad


Según su informe, que ha analizado la evolución de Lidl en Aragón en el periodo comprendido entre el 1 de marzo de 2021 y el 28 de febrero de 2022, la cadena logró generar cerca de 1.000 nuevos empleos en la Comunidad, siendo a día de hoy responsable directa o indirectamente de más de 4.500 puestos de trabajo en ella. Esto representa el 0,78% de los trabajadores aragoneses.

Este último dato se explica teniendo en cuenta la plantilla de Lidl en Aragón (unas 320 personas) y las más de 4.200 oportunidades laborales indirectas e inducidas que la cadena de supermercados fue capaz de generar en la Comunidad. De este modo, el impacto de la empresa sobre el mercado laboral aragonés alcanzó cifras récord, teniendo ésta también un efecto multiplicador: por cada empleo directo que crea ya genera otros 13 adicionales.

Por su parte, respecto a la contribución de Lidl a la generación de riqueza en Aragón, la compañía consiguió incrementar un 27% su aportación al PIB en un año, hasta superar los 210 millones de euros anuales (un 0,64% del total autonómico). Esta cifra, que no se había logrado antes, es fruto del impacto directo de Lidl (unos 15 millones de euros) y los cerca de 200 millones de euros adicionales generados de forma indirecta e inducida gracias a su actividad.

HUESCA, LA PROVINCIA CON MAYOR IMPACTO RELATIVO

Por provincias, Huesca fue donde la actividad de la cadena de supermercados tuvo un mayor impacto en términos relativos: los más de 1.200 puestos de trabajo directos e indirectos generados y los cerca de 60 millones de euros aportados al PIB representaron un 1,18% y un 1,06% del total provincial, respectivamente, muy por encima de la media nacional de Lidl.

En cuanto a Teruel, los cerca de 500 empleos generados y los más de 20 millones de euros aportados al PIB supusieron un 0,85% y un 0,78% del total provincial, respectivamente.

En términos absolutos, sin embargo, Zaragoza fue la provincia aragonesa donde la actividad de Lidl tuvo una mayor incidencia, tras aglutinar un 62% de todo el empleo generado (más de 2.800 puestos de trabajo) y el PIB aportado (más de 130 millones de euros) por la empresa en Aragón.


Publicidad


Por otra parte, Lidl compró producto local por valor de unos 160 millones de euros a una veintena de proveedores aragoneses (un 79% más que el año anterior), llegando a exportar hasta un 23% de todo ello a través de su red internacional de establecimientos en una treintena de países. Entre los artículos adquiridos por la empresa en la Comunidad, predominan distintas variedades de frutas y verduras o los huevos.

Publicidad