Martes, 29 de Noviembre de 2022

El drama que ha supuesto el fin de la minería del carbón, con el cierre de la Térmica de Andorra como ejemplo más significativo, ha impulsado la inversión administrativa que ahora se plasma: serán un total de 16,1 millones de euros para los 24 proyectos aprobados. El dinero lo aportarán el Gobierno Central (75%) y el ejecutivo aragonés (25%).


Publicidad


El Ministerio de Transición Justa y el Gobierno de Aragón han ratificado el acuerdo para adjudicar esta inversión. Las inversiones están enfocadas a la restauración de zonas degradadas por la actividad minera, la optimización energética, la mejora de infraestructuras municipales, la modernización de polígonos industriales y la creación de nuevos centros de servicios sociales.

Este plan es un instrumento similar a los planes de reestructuración de la minería del carbón de años anteriores, que se va a emplear para apoyar una transición justa, teniendo en cuenta que desde finales de 2018 se ha ido produciendo el cese de las labores extractivas en las minas de carbón y el cierre definitivo, en junio de este año, de la Central Térmica de Andorra.

Pero, ¿será suficiente la inversión? El vicepresidente y consejero de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial, Arturo Aliaga, resalta que “los 24 proyectos aprobados permitirán promover la reactivación económica de los municipios y la creación de puestos de trabajo en esta zona, dos vectores determinantes para fijar población”.


Publicidad


Las 24 actuaciones aprobadas en la comunidad se desarrollarán en municipios muy afectados por el cierre de la minería del carbón, con una creación de empleo prevista de 211 puestos de trabajo y con una inversión total de 16.107.229,40 euros.

ESTOS SON LOS PROYECTOS

Los Servicios Sociales son el destino de una parte importante de las ayudas. Un ejemplo es el nuevo centro de trabajo y economía social ATADI, en Alcorisa. Está vinculado al centro de atención a personas con discapacidad que será motor para la generación de oportunidades laborales para sus residentes. La ampliación de la residencia de mayores de Albalate del Arzobispo y la construcción de centros de día en Montalbán y Mequinenza son, además, proyectos generadores de empleo, lo que supone un vector de fijación de población al territorio, apuntan desde el Gobierno de Aragón.

Dentro de las iniciativas empresariales que han recibido financiación, destaca la ampliación del Balneario de Ariño, una apuesta de este municipio por reemplazar la actividad minera, que podrá ampliar el número de plazas y de servicios a través de estas ayudas.

Por su parte, la actualización de los polígonos industriales en la Comarca de Cuencas Mineras y otros municipios de la zona se ha convertido el polo de atracción de empresas, como sucede con el polígono industrial de Montalbán, donde va a instalarse una planta de tratamiento y reciclaje de residuos plásticos. También potenciará la actividad tradicional local, como en el caso de la industria de alabastro en Albalate del Arzobispo.

Las infraestructuras municipales para el suministro y la depuración de aguas en este último municipio y en Andorra, y las actuaciones para mejorar la eficiencia energética del alumbrado en Montalbán, Comarca de Cuencas Mineras, Alloza y Andorra son otros ejemplos de la aplicación de estas ayudas en el territorio.


Publicidad


Publicidad