Jueves, 13 de Mayo de 2021

Los últimos datos de paro en Aragón, al igual que en el conjunto de España, están siendo preocupantes. Y hay un colectivo social especialmente vulnerable: los jóvenes de la Comunidad, que según un reciente estudio son los más pesimistas del país respecto a su futuro laboral.


Publicidad


Los jóvenes de hasta 25 años representan actualmente el 11,48% de los parados de Aragón y, si se amplía la franja de edad hasta 35 años, suponen casi un tercio de los desempleados (el 32,87%). En total, 28.231 aragoneses de hasta 35 años están en situación de desempleo.

Con el objetivo de buscar soluciones de empleabilidad para ellos, la consejera de Economía del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, se ha reunido con los máximos representantes en Aragón de CEOE, CEPYME, UGT y CCOO –Ricardo Mur, Aurelio López de Hita, Daniel Alastuey y Manuel Pina-. La idea es afrontar el diseño de un plan de empleo, que quieren tener listo cuando lleguen los próximos fondos nacionales distribuidos en Conferencia Sectorial de Empleo, y para continuar trabajando en la “adaptación continúa a las circunstancias” cambiantes derivadas de la pandemia, ha apuntado la responsable de Economía.

Gastón ha avanzado que el nuevo Plan Aragonés para la Mejora de la Empleabilidad Joven incluirá “convocatorias innovadoras que enlacen la formación y cualificación con la contratación”. “A mejor cualificación y formación especializada, mayor estabilidad” en el empleo, ha afirmado la consejera, que espera que estas nuevas acciones contribuyan a disminuir la precariedad laboral.

En general, Marta Gastón ha incidido en la importancia de la formación como “garantía para encontrar empleos más estables” y de continuar formándose a lo largo de la vida laboral. Una formación que actúa como “una palanca” para hacer más competitivas a las empresas y se va a continuar impulsando a través de las políticas activas de empleo, “dirigida a las necesidades productivas actuales, vinculadas a la transformación económica”.

ÚLTIMAS INICIATIVAS

Marta Gastón ha recordado que este año ya han puesto en marcha diversas convocatorias en materia de empleo. La última, publicada la semana pasada, destinada a la contratación de jóvenes inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil por parte de entidades locales y sin ánimo de lucro, dotada con 1,7 millones de euros.

Previamente también se había puesto en marcha el programa de Escuelas Taller y Talleres de Empleo, dotado con 10,2 millones de euros, para que entidades locales, asociaciones y otras organizaciones sin ánimo de lucro puedan poner en marcha nuevos proyectos de este tipo que combinan formación y empleo y, al mismo tiempo, permiten desarrollar iniciativas de interés social.


Publicidad


“Todavía es pronto para que las empresas tiren del carro de la contratación”, ha apuntado Gastón para explicar por qué se están priorizando este tipo de convocatorias en las que son las entidades locales y sociales las contratantes. A estas ayudas para la contratación hay que sumar una amplia oferta formativa dirigida tanto a desempleados como a ocupados, con prioridad para los trabajadores en ERTE en este último colectivo.

En total, el INAEM ha lanzado 1.308 cursos, a los que se destinan más de 25 millones de euros y que permitirán mejorar la cualificación y las oportunidades laborales de cerca de 22.000 aragoneses. La consejera también ha hecho referencia a los Acuerdos de Formación con Compromiso de Contratación que permiten a las empresas “formar a la carta” a personas desempleadas, según sus propias necesidades.

Publicidad