Viernes, 03 de Diciembre de 2021

El importante descenso de la movilidad en Zaragoza provocado por la pandemia ha hecho que las motos eléctricas de alquiler de Muving se vayan de la ciudad. La empresa dejará de prestar servicio este jueves al no haberse recuperado una cifra de uso suficiente para que su actividad siga siendo rentable.


Publicidad



Publicidad


Desde la compañía informan de que el único motivo del cese es este notorio descenso en el uso de sus motos de alquiler. “Somos conscientes de que las cifras no pueden ser las anteriores al covid pero, así como en otras ciudades se está remontando, en Zaragoza no”, indican desde Muving.

Los usuarios de este servicio de motos de alquiler recibieron un correo electrónico hace unos días informando del fin de la actividad. En el mismo mail, se indicaba que quienes tuvieran minutos acumulados sin usar se pusieran en contacto con la compañía para recibir el reembolso económico correspondiente.

Así termina, este jueves, la etapa de tres años y medio de Muving en Zaragoza. Las primeras motos, con su llamativo color amarillo, llegaron a la ciudad en septiembre de 2017. Entonces, se desplegó una flota de 50 vehículos que, dada la buena acogida del servicio, al mes siguiente se aumentó, llegando hasta las 175 motos en la actualidad.

Una dinámica que la pandemia cambió radicalmente. El teletrabajo y la drástica disminución de la vida social y los planes fuera de casa han hecho que la situación sea insostenible. Aunque desde Muving no se ha concretado el número de usuarios actuales en Zaragoza ni se ha facilitado una cifra del descenso, sí se habla de una “importante disminución”. Tan notoria que no se han alcanzado los niveles mínimos que la compañía establece para tener rentabilidad.

Aunque Zaragoza todavía aparece en la web de Muving, ya se ha quitado del mapa donde se señalan las ciudades de España con servicio. De momento, las motos amarillas seguirán recorriendo Valencia, Córdoba, Sevilla y Cádiz, donde nació la compañía y tiene su sede.

Por el camino se ha quedado también Málaga, donde el servicio ya se suspendió en julio de 2020. En Madrid y Barcelona, Muving se asoció con las motos de Cabify (Movo) en septiembre pasado.

El cese de la actividad de Muving deja a la ciudad con una alternativa menos de transporte compartido, sin duda una mala noticia para la movilidad sostenible. Según indican todavía en su web, durante estos años de uso en la capital aragonesa, en emisiones a la atmósfera, se han ahorrado 1.450 toneladas de CO2. Datos como éste son los que respaldan los reconocimientos recibidos por la compañía, como la distinción en los Premios Ebrópolis 2018 por su contribución a la mejora de la movilidad sostenible en Zaragoza.

LA REVOLUCIÓN DEL TRANSPORTE DE ALQUILER

Cuando Muving llegó a Zaragoza, en 2017, era el primer servicio del conocido como ‘motor sharing’ en la ciudad. Este modelo de negocio consiste en poner a disposición del ciudadano un medio de transporte que se alquila y paga por minutos, contribuyendo a un consumo más sostenible. Además, las motos de Muving son eléctricas, menos contaminantes que los vehículos de gasolina.

Aunque ya existía el servicio municipal Bizi Zaragoza, implantado con motivo de la Expo 2008, la revolución de los vehículos eléctricos compartidos llegó a mediados de 2018. Desde entonces, las alternativas de transporte de alquiler en Zaragoza han ido creciendo y ahora se dispone de patinetes, bicis, motos y coches eléctricos.


Publicidad


Los patinetes eléctricos que prestan servicio actualmente son los de dos empresas, Bird, que llegó a la ciudad a finales de 2018; y Reby, presente en Zaragoza desde mayo de 2019. En cuanto a bicis, la empresa local ERG (Electric Renting Group) desplegó su flota de bicicletas azules eléctricas en noviembre de 2018. Después, a la oferta se incorporarían los vehículos de Mobike, empresa china cuyas bicis tradicionales ya circulaban por la ciudad anteriormente. 

La incorporación más reciente al mercado del ‘motor sharing’ ha sido la de Alma, en junio del año pasado. Es un servicio de coches eléctricos de alquiler que, por el momento, solo está en funcionamiento en Zaragoza. 

Publicidad