Miércoles, 20 de Octubre de 2021

Novaltia, con más de 650 socios farmacéuticos, más del 70% del mercado en Aragón, es una cooperativa en la que las farmacias son, a la vez, propietarias y clientes. El objetivo de la misma es que los ciudadanos tengan acceso a todos los medicamentos que necesiten en cualquier lugar del territorio a través de su red de establecimientos.

Se trata de una labor un tanto desconocida para el usuario final, pero muy importante como puente entre los laboratorios fabricantes de medicamentos y productos farmacéuticos y las farmacias que los suministran a los pacientes, un eslabón esencial en el cuidado de la salud.

En la última Asamblea General de la cooperativa, donde se dio a conocer la cifra de negocio de 2020, que ascendió a 319 millones de euros, el presidente de Novaltia, Miguel Ángel Artal, avisó de que el actual modelo farnacéutico estaba en peligro. Sobre este asunto, así como las iniciativas impulsadas, como el ‘Proyecto Sherpa’, habla para HOY ARAGÓN el máximo responsable de la cooperativa.

En la reciente Asamblea General, alertaron de que el actual modelo farmacéutico está en riesgo ¿En qué sentido y por qué motivo?

Cuando hablamos de modelo farmacéutico nos referimos al modelo mediterráneo de farmacia, el que conocemos y que se basa en que la titularidad y la propiedad de una farmacia es siempre de un farmacéutico, disponiendo así el ciudadano de una farmacia siempre cerca dónde se le atiende por profesionales de la salud de forma eficiente, personalizada y humana.

Cosas que no garantizan modelos globalizadores que intentan imponer en España, basados en grandes cadenas de farmacias deshumanizadas propiedad de grandes multinacionales que sólo atenderían las zonas rentables para ellos; imaginad en nuestra región, no habría servicio de farmacia en la gran mayoría de pueblos, ni en barrios poco poblados o envejecidos.

“Las farmacias deshumanizadas, propiedad de grandes multinacionales, sólo atenderían las zonas rentables para ellos; no habría servicio en la gran mayoría de pueblos”

Recorremos 17.000 kilómetros al día en ocasiones para atender oficinas de farmacia de núcleos rurales realmente pequeños. Pero es el compromiso y la misión de la distribución farmacéutica cooperativa tal y como la entendemos, hacer posible el acceso universal a los medicamentos.

Llegamos a lugares donde el farmacéutico es, en muchas ocasiones, el único profesional de la salud cercano a los ciudadanos. Y esto sólo lo podemos hacer gracias al modelo farmacéutico que disfrutamos, con otros modelos foráneos implantados en otros países con modelos de sanidad distinta a la nuestra, sería imposible dar este servicio. En este la globalismo juega en contra de la salud de los españoles.

Desde Novaltia, ¿cómo enfocan un sector como el farmacéutico en el ámbito de las compras online?

La cooperativa, como compañía que es propiedad de los farmacéuticos socios, tiene la misión de trabajar para dar el mejor servicio a la farmacia, desarrollar herramientas e iniciativas que permitan mejorar su competitividad  y adelantarse a las necesidades futuras de sus socios para que den las mejor de las atenciones a sus pacientes.

Y cada vez está más claro que el reto más inmediato está en ayudar a la farmacia a trasladar su modelo de éxito al mundo online: que el prestigio del consejo profesional del farmacéutico, reconocido y valorado por la sociedad, esté accesible al nuevo paciente/cliente omnicanal. La sociedad ya es digital. Los procesos se digitalizan.

La pandemia ha cambiado en un año los hábitos de compra más que diez años en situación sanitaria normal, pero hay todavía mucho recorrido. Por ello, la digitalización de la farmacia es uno de los retos principales en los que la distribución trabaja para acompañar a sus socios en el proceso.

“La digitalización de la farmacia es uno de los retos principales en los que la distribución trabaja para compañar a sus socios en el proceso”

También con la venta online de parafarmacia y productos farmacéuticos. Y nosotros lo hacemos desde Grupo Unnefar, el tercer distribuidor farmacéutico del sector del que somos socios junto a otras nueve compañías del norte de España.

¿Qué otras iniciativas están impulsando?

La innovación tecnológica y  logística son otros de los retos clave para nosotros. Uno de los proyectos que más interés está generando es ‘Pharmadron’. Se trata de una iniciativa para analizar la viabilidad de realizar reparto de medicamentos y otros productos farmacéuticos a farmacias de zonas rurales e inaccesibles con drones.

“Pharmadron analiza la viabilidad de repartir medicamentos a farmacias inaccesibles con drones”

Desde Novaltia también entendemos que el futuro pasa por el cuidado integral del paciente y por ello contamos con ‘Familiados’, plataforma online que pone en contacto cuidadores con personas que necesitan cuidados de manera rápida y sencilla. Con la ayuda de nuestras farmacias esperamos que revolucione el sector dando servicio. Ya hay muchas que se han convertido en ‘Puntos de Confianza de Familiados’ y seguirá creciendo.

Desde la cooperativa han puesto en marcha asimismo la iniciativa ‘Proyecto Sherpa’ ¿Podría explicar cuál es su objetivo?

En Novaltia somos conscientes de que la distribución farmacéutica tiene que adaptarse a todos los cambios que se están produciendo para seguir siendo una compañía líder que aporte alto valor a sus socios. También es imprescindible que todos los farmacéuticos trabajen unidos para aportar el máximo valor posible a los ciudadanos. Una cooperación imprescindible para superar los retos actuales y futuros.

La clave, anticiparse proporcionando a las farmacias socias las soluciones y herramientas tecnológicas más avanzadas que en nuestro caso tienen nombres propios: Plataforma Zero, Soluciones Cruzfarma, Familiados, FarmaPremium, Canal Farmacia Online, Farmaoffice, Bitfarma, Business Intelligence -Cruzfarma Red…

¿En qué contexto nace la inciativa?

Entre los principales retos que nos encontramos ahora farmacia y distribución están: la continua bajada de precios -que reduce también los márgenes-, dificultando la viabilidad de muchas farmacias; la renovación generacional de los farmacéuticos; las políticas reguladoras gubernamentales o la amenaza continua de liberalización del sector, que nos obligan a estar presentes en muchos frentes para defender los intereses de nuestros socios y nuestro modelo de farmacia; o la presencia de grandes operadores que venden productos de parafarmacia a través de Internet…

Y, como vemos que para afrontar estos desafíos y prepararse para los que están por llegar, la cooperación de las farmacias socias en Novaltia es imprescindible, pero no suficiente, hemos puesto en marcha un ambicioso proyecto interno que busca fortalecer la posición de las farmacias en el mercado y ayudarles a ser más rentables y competitivas.

Así ha nacido el ‘Proyecto Sherpa’, una estrategia repleta de soluciones para ayudar a las farmacias a alcanzar sus objetivos poniendo en valor el trabajo en equipo, con las personas de Novaltia  siempre al lado de los socios, como los sherpas con los alpinistas. Nuestro lema es: “La cooperación suma, el compromiso multiplica”.

“Nuestro lema es: la cooperación suma, el compromiso multiplica”

La industria farmacéutica es un sector de gran relevancia en Aragón ¿En qué medida afectan a Novaltia los proyectos de la envergadura anunciados recientemente por Becton Dickinson o CerTest Biotec?

Nos alegramos mucho.  El crecimiento, el impulso del tejido empresarial vinculado a la salud siempre es una buena noticia que refuerza el papel de las compañías con experiencia y recorrido  dentro del sector farmacéutico de nuestra comunidad.

¿Cómo valoran el proyecto impulsado por AraHealth ‘Aragón Medical City‘?

Novaltia se encuentra entre los fundadores del Clúster de Salud de Aragón, y ostentamos una vicepresidencia. Desde el nacimiento hemos impulsado proyectos que dieran visibilidad al tejido empresarial de la comunidad, poniendo en valor el conocimiento y expertise de compañías aragonesas y/o radicadas en nuestro territorio.

‘Aragón Medical City’ debería ser el espaldarazo definitivo  para potenciar el sector sanitario en Aragón, a las empresas que estamos trabajando en él y a muchas otras que vendrían. Y por extensión, un proyecto para poner Aragón en el mapa de salud de Europa. Esperamos que las autoridades de la Comunidad lo vean también así, y podamos recibir su apoyo.

“Aragón Medical City debería ser el espaldarazo definitivo para potenciar el sector sanitario en Aragón; esperamos que las autoridades también lo vean así”

En su opinión, ¿cuál es el futuro del sector farmacéutico?

El desafío más inmediato al que el sector se enfrenta es a lo que podemos llamar “la salud en un clic”. Desde la cooperativa, siempre dentro del Grupo Unnefar, se traducirá en desarrollos estratégicos e innovadores que pongan en el centro el rol del farmacéutico y su interacción con el paciente.

Y en esta dirección estamos trabajando. Por nuestros socios, por la farmacia. Es sin duda un gran reto y una gran oportunidad. Sin olvidar que nuestro papel principal, el de la distribución farmacéutica, es dar un servicio impecable a las farmacias socias para garantizar el acceso universal de los ciudadanos a los medicamentos.

Publicidad