Miércoles, 22 de Septiembre de 2021

El mosquito tigre, ese temible díptero que vuelve cada verano desde que se detectara por primera vez en Aragón en 2015, concretamente en Huesca, tiene hoy una nueva arma para combatirlo. La empresa zaragozana Quimera Biological Systems ha aportado su insectario de la especie, único a nivel industrial en España, para colaborar con la compañía alicantina Planeta Zero Mossie y desarrollar una solución doméstica y ecológica para frenar al insecto.

Publicidad

A día de hoy, este díptero ya está presente en las tres provincias de la Comunidad autónoma, especialmente, en zonas cercanas a carreteras como la A-2. Monzón, Alfajarín, Torres de Berrellén, La Joyosa, Osera de Ebro o Villafranca son algunos de los puntos en los que se ha detectado, entre otros.

El control en la región se lleva a cabo mediante trampas de oviposición que sirven para realizar seguimientos semanales y a largo plazo, y también para detectar colonizaciones nuevas. Con todo, los expertos insisten en que la mejor manera de mantener a raya a este insecto es apelar a la responsabilidad individual y tomar medidas en el ámbito doméstico.

La mayoría de las soluciones que se encuentran en el mercado están enfocadas a matar al mosquito adulto, sin impedir que las larvas ya puestas se desarrollen, por lo que no son efectivas ni acaban con el problema. Y aquí está la novedad desarrollada por Zero Mossie: etiquetas adhesivas para uso doméstico no tóxicas que permiten acabar con el mosquito tigre a partir del control de sus larvas.  La solución se basa en el uso de materiales reciclados, está patentada en España, y tiene un alcance mundial de 153 países más.

Su uso se basa en colocar etiquetas en todos aquellos lugares que sean una potencial zona de cría del mosquito tigre: platos de macetas, cuencos o jarrones de exterior, recipientes susceptibles de llenarse de agua, etc. Una vez puesta en su sitio, la etiqueta libera una sustancia no tóxica en el agua, creando una barrera que impide que las larvas de mosquito se desarrollen. “No afecta a personas, mascotas o plantas y es completamente segura”, indican desde la empresa.

Publicidad