Miércoles, 10 de Agosto de 2022

Los próximos días festivos, 6 y 8 de diciembre, con motivo de la festividad de la Constitución y la Inmaculada, respectivamente, han incentivado la intención de viajar de los aragoneses. En este sentido, el presidente de la Asociación de Agencias de Viajes de Aragón, Jorge Moncada Iribarren, ha indicado lo siguiente: “No ha habido cancelaciones, aunque sí ralentización”, debido al incremento de casos de coronavirus en la comunidad autónoma y a la nueva variante, denominada Ómicron. Otro caso bien distinto ocurre con los eventos o cenas de Navidad que se tenían previstas para estos días y que, según fuentes del sector, se han disparado las cancelaciones en hasta un 30%.

Entre los factores, la inquietud por la subida de contagios, la alta incidencia acumulada y la incertidumbre de la variante ómicron. La mayoría de las cancelaciones de estas reservas están ligadas a las comidas o cenas de empresa, en las cuales la empresa ya asume un riesgo importante de disparar los contagios y que puede afectar al rendimiento de su compañía en unas fechas cruciales antes del cierre del año.

FRENAZO A LOS VIAJES

El Aeropuerto de Zaragoza ha habilitado los vuelos existentes antes de la pandemia, y nuevos destinos. Así, para el puente de diciembre, las agencias aragonesas estaban ofreciendo viajes directos para Lisboa, Cracovia, Budapest, Praga, Berlín, Milán, Florencia, Bolonia, Bruselas, Estambul o las Islas Canarias, entre otros.

Además de las propuestas de viaje canceladas por indicación de los propios países, como ha ocurrido con Marruecos y Austria, que están comunicados con el aeropuerto de la capital aragonesa a través de Marrakech y Viena, respectivamente.

“Ómicron ha ralentizado las reservas, pero no ha habido cancelaciones”, ha reconocido Moncada en declaraciones a Europa Press. Sin embargo, la nueva variante de Covid-19 ha sido un “disgusto” después del verano y de la venta “interesante” del puente del Pilar, porque se estaban empezando a recuperar los números con respecto a 2019, ha agregado el presidente de la asociación.

A pesar de que los viajeros aragoneses no han cancelado sus viajes, las restricciones impuestas por los países de destino sí que han llevado a cancelaciones, como los mencionados Marruecos y Austria.

“El que decide cancelar lo hace de motu proprio, porque no va a recibir ninguna devolución si se puede entrar al país”, ha sostenido Moncada. Aunque es cierto que la gente pregunta, “algunos están intranquilos”, ha añadido, pero todos los que han contratado un viaje con agencia “están seguros” de que recibirán información “certera” para entrar y regresar a España.

Publicidad