Martes, 21 de Septiembre de 2021

La lucha contra el virus no ha acabado y la colaboración público-privada es clave. Experiencias como ‘Aragón en Marcha’ han puesto de manifiesto la necesidad sumar fuerzas, una iniciativa que ha culminado en la V Cumbre Empresarial presidida por Felipe VI y la vicepresidenta Nadia Calviño.


Publicidad


Entre las empresas galardonadas están algunas de las más importantes de la comunidad: Pikolin, SAMCA, Forestalia o Grupo Costa. La iniciativa, coordinada por CEOE Aragón, reunió donaciones para la compra de material sanitario por valor de 6,4 millones de euros, lo que permitió que el Salud contara con productos en el momento de mayor carestía.

Pero la colaboración empresarial permitió además sumar las capacidades de cada una de las compañías para hacer frente común. Así, por ejemplo, el Grupo Carreras aportó su enorme capacidad de transporte y almacenamiento.

“Gestionamos la logística de materiales y cedimos un espacio en PLAZA de forma gratuita al Gobierno de Aragón”, explican desde la compañía. Asimismo, realizaron recogidas de material y aportaron la gestión con personal propio. A través de la su Fundación, Carreras también aportó una colaboración económica.

Además, la compañía trabajó con la Unidad Militar de Emergencias del Ejército, cediendo plataformas para poder descargar el material en las naves con camiones militares. “La colaboración público-privada funciona y debe seguir funcionando en el futuro”, indican. Una cuestión que debe entenderse “en los dos sentidos”.


Publicidad


El caso del Grupo Saphir, especializado en la producción de perfumes, fue un ejemplo significativo de capacidad para reorientar el negocio en un periodo de crisis. En su caso, aprovecharon las materias primas con las que trabajan, el sistema de envasado y la distribución para producir gel hidroalcohólico y dotar al sistema sanitario con el mismo.

Desde el principio nos pusimos a disposición del Gobierno de Aragón para conseguir suplir la falta de elementos básicos y, dentro de lo posible, frenar la expansión del virus”, explican desde la compañía. La colaboración con las instituciones, es, indican, “básica para el buen desarrollo empresarial de la comunidad”. En ese sentido, “desde Grupo Saphir siempre ha habido un entendimiento y estrecha colaboración con las instituciones”.

AYUDA EN LA COMPRA DE MATERIALES

En términos similares se manifiestan en otra de las compañías que colaboró en la campaña ‘Aragón en Marcha’: Térvalis. En su caso, la Fundación Térvalis canalizó la solidaridad de las empresas del grupo, con aportaciones económicas que sirvieron para agilizar los procesos de compra de equipamientos y materiales en un momento en el que el tiempo era crucial.

“Colaboró la empresa, la fundación y también lo hicieron personas que trabajaban en nuestras compañías, que se sumaron a diversas acciones de voluntariado y aportaron donaciones económicas”, señalan. Desde Térvalis destacan que “este proyecto ha visibilizado la importancia de la unión entre la parte pública y la privada”, por lo que “deberíamos aprender de esta experiencia para el futuro, manteniendo esta unidad de forma continuada”.

Publicidad