Miércoles, 20 de Octubre de 2021

Como ya ocurriera a la vuelta del verano, cuando la producción de la planta de Stellantis en Figueruelas tuvo que realizar parones forzosos por la falta de componentes y suprimir un turno, el paréntesis del Pilar no ha mejorado la situación. La dirección de la fábrica ha anunciado que a partir del 13 de octubre sólo funcionará la línea 2 de producción, la dedicada a la fabricación del Corsa.

Publicidad

Como adelantaba HOY ARAGÓN, la crisis de componentes va para largo y afecta no sólo al sector del automóvil. No obstante, este es el principal afectado en Aragón. Tanto es así, que en los últimos datos de exportaciones, que tradicionalmente han estado liderados por la automoción, ésta ha pasado a un segundo plano.

La reanudación del servicio en la línea 1 de producción de la plabra de Figueruelas no tiene fecha prevista, según han comunicado desde la dirección. Esta situación repercute en el amplio tejido productivo de la industria auxiliar con la que cuenta la Comunidad.

En este sentido, la Asociación de Proveedores de Automoción (SERNAUTO), anunciaba recientemente que la caída de la producción debido a la falta de semiconductores está afectado a 9 de cada 10 empresas. Además, en torno al 80% de las empresas del sector sufren problemas de logística, y cifran que a más del 90% les está afectando “significativamente” el incremento de los costes energéticos.

EN RIESGO LA RECUPERACIÓN ECONÓMICA

Esta situación, “pone en riesgo el ritmo de la recuperación económica que se está produciendo y tiene un efecto sobre la suspensión de actividad y las plantillas, que debería ser considerado en su causa como fuerza mayor y abordarse con fórmulas de flexibilidad laboral acordadas entre empresas y trabajadores, que eviten en lo posible medidas más gravosas para ambas partes”, han apuntado desde CEOE Aragón.

Para la Confederación de Empresarios, la solución pasa por “replantear la dependencia de Europa y España de la producción estadounidense y asiática en este campo, dentro de la estrategia global de reindustrialización de la Unión Europea”.

Publicidad